Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un chaufita de mariscos con cremas, rocoto y, para tomar, una agüita de anís caliente.

“María, desde ayer Lima y Callao pasaron de nivel de ‘riesgo muy alto’ a la categoría de ‘riesgo alto’, por lo que se ampliaron los aforos de los negocios y el toque de queda ya no comienza a las 9 de la noche, sino dos horas después. Todo porque urge reactivar la vapuleada economía nacional y no porque el peligro de contagio del virus asesino haya sido superado. Actualmente, cada día mueren alrededor de 140 personas y el total de fallecidos se acerca a los 200 mil desde que comenzó la pandemia. Encima, se teme que llegue una tercera ola que sea igual o peor que en los peores momentos de la segunda ola, cuando el número de víctimas mortales por día superaba los 400.

Lo ideal en estos momentos sería no salir de casa, pero la necesidad de trabajar lo hace imposible para la inmensa mayoría de peruanos, así que debemos cumplir de forma escrupulosa las medidas de bioseguridad.

  • Cuando salgas de casa para ir a trabajar, usa doble mascarilla y, cuando sea necesario, protector facial.
  • Mantén la distancia frente a otras personas. No te acerques a nadie a menos de dos metros.
  • Evita las aglomeraciones. Mientras más personas haya a tu alrededor, mayor será el riesgo de contagio.
  • No te quedes en lugares cerrados. Las gotículas pueden permanecer varios minutos flotando en un ambiente sin ventilación. Así que si permaneces mucho tiempo en este tipo de ambientes, aumenta el peligro de que se te pegue el virus.
  • No subas a buses llenos. Estos son lugares relativamente pequeños en los que las aglomeraciones son un grave riesgo. Abre las ventanas cuando viajes en el transporte público. Por ningún motivo, ni por el frío, las lunas deben estar cerradas.
  • Cuando subas a un taxi, colócate bien tu doble mascarilla y abre las ventanas para que fluya el aire y así ‘lave’ el virus del interior del vehículo. Si no haces esto y una persona contagiada subió antes que tú, el virus permanecerá flotando varios minutos y es bastante probable que te contagies.
  • No te toques la cara. Si estás en la calle y no has podido lavarte las manos, evita pasar tus manos por los ojos, nariz y boca.
  • Si tienes un negocio o puesto y atiendes al público, coloca una lámina de plástico en medio para evitar el contacto directo y el paso del aire que exhalan las personas.
  • Siempre lleva alcohol. Desinfecta tus manos de forma constante con este producto cuando no puedas lavarte con agua y jabón, que es la mejor forma de desinfección”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.