El caso de Melissa Paredes y Rodrigo Cuba ha generado consternación en la opinión pública. (Redes sociales)
El caso de Melissa Paredes y Rodrigo Cuba ha generado consternación en la opinión pública. (Redes sociales)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un churrasco a lo pobre con huevo y plátano fritos, arrocito blanco graneado y, para tomar, un emoliente calientito. “María, la separación de y ha pasado de ser un escándalo, por el ampay de la modelo con un bailarín, a una muy grave situación en la que ella acusa al ‘Gato’ de dañar a su menor hija.

TE VA A INTERESAR: ROBOS EN TINDER

El tema es tan delicado que hasta se pronunció el Ministerio de la Mujer, que pidió a la Fiscalía una investigación a fin de conocer la verdad, en salvaguarda del bienestar de la pequeña.

En redes sociales, la gran mayoría ataca a Melissa porque consideran que su comportamiento no es el más adecuado. La cuestionan porque si acusa a Cuba de afectar a la hija de ambos, entonces por qué la seguía dejando en sus manos y hasta grababa videos en . Por eso es que muchos no creen en sus palabras y hasta la acusan de estar obsesionada en dañar al futbolista.

Siempre he pensado que en pelea de una pareja los terceros salen sobrando, pero cuando se afecta a un menor, la situación cambia. Por eso, las autoridades competentes actuarán y no pararán hasta llegar a conocer la verdad.

Este triste caso debe llevarnos a reflexionar en que es muy importante actuar de manera responsable y madura cuando se convive con alguien y más cuando hay hijos de por medio, pues son los más indefensos y siempre terminan dañados. Algunos consejos de los expertos:

La familia. Recuerda que es lo más sagrado, pues en ella se desarrollan los hijos. Así que es importante valorarla y luchar para mantenerla unida. Quiere y respeta a tu pareja, dale siempre las gracias, demuéstrale amor. Hay que mantener siempre viva la llama del amor y la pasión, para hacer fuerte la relación y que terceros no la dañen.

Los hijos. Ten presente que todo lo que hagas los afectará para bien o para mal. De ahí que es fundamental que haya amor, paz y respeto en tu hogar. Piensa que si un divorcio afecta fuertemente a un adulto, cómo dañará a un niño, a un adolescente.

El divorcio. Si tú y tu pareja lucharon por mantener a la familia unida, pero la separación es inevitable, entonces deben sentarse a conversar y que les quede bien claro que lo más importante es causar el menor daño y el menor sufrimiento posibles a los hijos. Para ello, deben actuar con prudencia y respeto. Jamás hablen a los hijos mal del otro.

Buscar ayuda. Es importante recurrir a un psicólogo o terapeuta, tanto para consolidar a la familia como para llevar un divorcio y ayudar a los hijos a superar esa etapa. El consejo de un profesional calificado no debe ser menospreciado. Su ayuda puede ser fundamental”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

MÁS INFORMACIÓN: