Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Mentes criminales

El fotógrafo Gary y la Seño María se ponen a reflexionar sobre cuánta violencia se vive en muchos hogares, desde peleas, insultos y sumisiones, hasta casos de padres abusivos, pegalones y de hombres psicópatas

Mujer asesinada en San Juan de Lurigancho

Mujer asesinada en San Juan de Lurigancho estaba embarazada al momento de su muerte.

Mujer asesinada en San Juan de Lurigancho estaba embarazada al momento de su muerte.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una rica chuleta dorada con arroz blanco graneadito, ensalada fresca y una jarrita de refresco de maracuyá heladito.

“María, es increíble lo que está pasando en nuestro país con tantos crímenes contra mujeres. Pobre Milena Tapullima, asesinada cruelmente por su pareja y calcinada en un cerro de San Juan de Lurigancho. A propósito de ello, uno se pone a reflexionar sobre cuánta violencia se vive en muchos hogares, desde peleas, insultos y sumisiones, hasta casos de padres abusivos, pegalones y de hombres psicópatas, capaces de matar de la forma más salvaje y sin el menor arrepentimiento. ¿Por qué tanta ferocidad contra la mujer que compartió años de su vida? Los más destacados psiquiatras han coincidido en señalar que en familias bien constituidas no hay psicópatas. En prevención, nos indican lo siguiente:

  • Las mentes criminales se forman desde la infancia , en el seno familiar y con influencia de la sociedad. Hay hogares que forman mal a sus hijos al ser muy permisivos, darles todo y no involucrarse en sus problemas.
  • Reflexione si en su hogar hay ausencia, abandono emocional o falta de comunicación. Hay padres que recién al notar que están perdiendo el control, quieren imponer disciplina, fijar horarios, prevenir excesos.
  • Los chicos que se rebelan, acumulan resentimientos, se tornan irritables, violentos y pueden acabar cometiendo un parricidio.
  • El perfil del parricida: Generalmente tiene entre 15 y 25 años de edad y ha sido sobreprotegido, tiene pobre control de sus impulsos. No siempre planifica, pero suele dar antecedentes que se dejan pasar. Ideas o expresiones como ‘Ojalá te mueras’ o ‘No te quiero ver más’.
  • La conducta antisocial se puede notar desde niños: Si hay crueldad con las mascotas, piromanía y enuresis (no controla la orina o dejó de controlarla). Si tiende a golpear o fastidiar a otros, a mentir, manipular o robar.
  • Mamá y papá: Dediquen tiempo a sus hijos, reúnanse en familia, no los dejen horas en los videojuegos. ¿Sabe si es víctima o es propiciador del bullying?, ¿sabe si se siente enamorado, ¿sabe dónde viven sus amiguitos y quiénes son sus padres?, ¿sabe qué programa de televisión ve?
  • No sea complaciente. Si hay conductas que no puede corregir, busque ayuda de un psicólogo o psiquiatra”. Pucha, una vez más, mi amigo Gary tiene razón. Me voy, muy pensativa porque los tiempos han cambiado y se han tornado muy violentos. Cuídense.
Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));