Metas para el Nuevo Año

El fotógrafo Gary le brindó a la Seño María excelentes consejos para que todos podamos proponernos buenos objetivos que cumplir el 2019.

Seño María

Busca terminar todos tus proyectos este 2019.

Busca terminar todos tus proyectos este 2019.

Mi amigo Gary llegó por su solterito de choclo con queso, de entrada, y de fondo un escabeche de pollo con sus aceitunas de botija y su huevo duro, así como una jarrita de chicha morada. “María, se va un año más y recibiremos el 2019 con mucha alegría, pues el optimismo es fundamental. Luego del balance, tenemos que mirar para adelante, proyectarnos y pensar en los principales objetivos que nos tracemos en esta nueva etapa. Desde los más sencillos, como empezar a hacer dieta o tocar algún instrumento musical, hasta aprender un idioma, hacer una tesis universitaria o iniciar un negocio.

El cambio de año es una buena fecha para poner en marcha nuevas metas que nos gustaría alcanzar. Hay que hacerlo con responsabilidad, disciplina y dedicación, pues todo éxito se logra a base de esfuerzo. Este nuevo año tiene que estar lleno de energía positiva para empezar con el pie derecho y no dejar pasar las oportunidades que se nos presenten. Aquí te dejo algunos tips para tus lectores.

- Deja todo lo malo en el año que se va. El 2018 pudo no ser regular y hasta malo, pero es importante dejar atrás todo lo negativo y aprender de ello para que no vuelva a ocurrir.

- Reflexiona sobre aquello que te quieres proponer. Es muy importante tener claro lo que queremos lograr. Los objetivos deben ser posibles y reales.

- No dejes de ser constante. Una de las principales claves del éxito es la perseverancia. Nadie pude lograr lo que desea de la noche a la mañana. Busca las herramientas necesarias y lucha por alcanzar todos tus propósitos.

- Busca siempre una motivación. Se trata del impulso mental que nos da la fuerza necesaria para iniciar la ejecución de una acción. Por ejemplo, si apruebas tus exámenes y terminas la carrera, podrás empezar a trabajar.

- Céntrate en lo que realmente desees o es de tu agrado. No afrontes un propósito porque está de moda, como vestir cierto tipo de ropa o convertirte en un influencer en las redes sociales.

- Programa tu propósito en pasos concretos, con un plazo de cumplimiento. Por ejemplo, si deseas bajar de peso, puedes empezar reduciendo el azúcar y comiendo más ensaladas.

- No tires la toalla. Si algo sale mal, no abandones la batalla. Considéralo un obstáculo previsible, un escollo en el camino y sigue para adelante.

- Despeja tu mente. Olvida lo pasado, sobre todo si es negativo. Detecta tus miedos, enfréntalos y véncelos”. Tiene razón mi amigo Gary. ¡Feliz Año! Me voy contenta, cuídense.

Ir a portada