Con páginas web clonadas, los delincuentes pueden acceder a los datos de sus cuentas bancarias. (Agencias)
Con páginas web clonadas, los delincuentes pueden acceder a los datos de sus cuentas bancarias. (Agencias)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sabroso estofado de osobuco, papita amarilla, arroz blanco graneado y rocotito molido. Para tomar pidió una jarra con agua de cocona fresquecita. “María, ayer estuve en la presentación de una banda de delincuentes que se dedica a estafar a personas mayores de edad en los alrededores de bancos y centros comerciales.

Las estadísticas también demuestran que han aumentado y estafas en la red. Un simple clic, abrir un mensaje de correo o un link que llega por WhatsApp o Facebook pueden hacer perder información privada y el dinero de la cuenta bancaria.

La mayoría de denuncias son por transferencias bancarias y compras vía Internet. Hay miles de denuncias, especialmente por phishing y smishing. Empresas y entidades también son blanco y hasta gente humilde y adultos mayores que con las justas reciben pensión. Los especialistas alertan:

  • Phishing: Correos, enlaces o páginas web clonadas (falsas) que ‘roban’ datos personales y bancarios.
  • Smishing: Mensajes de texto o de WhatsApp que ‘alertan movimientos inusuales’ en su cuenta o que ofrecen ofertas y hasta bonos con link que pide datos.
  • Vishing: Con llamada desde número adulterado y datos previos que averiguaron de usted, le hacen caer indicando supuestas alertas o beneficios.
  • Tener actualizado el sistema operativo de su equipo.
  • No abrir correos, enlaces o archivos de desconocidos o con extensiones raras (bat, jar, vbs, ps1 u otros).
  • Escribir la dirección web, no abrir desde enlaces.
  • Que la dirección web inicie con un candado y https.
  • Nunca dar claves por mensaje, correo ni teléfono.
  • Modificar claves y procurar que sean de ocho caracteres, incluyendo mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

Entre otras modalidades frecuentes también están:

  • El ‘bono económico’: Meten el ‘cuento’ de que el pensionista o el que cobró aguinaldo tiene derecho a un bono que está por vencer, pero puede cobrar depositando un porcentaje en una cuenta por ‘impuestos’.
  • Familiar accidentado o detenido: Llaman a casa fingiendo la voz de un familiar o simulando ser policías y piden una suma para que salga libre.

RECOMENDACIONES

  • No retire grandes sumas de dinero. No cargue todas sus tarjetas ni transite con mucho efectivo.
  • Si va a usar el cajero, es preferible que sea dentro de un banco y vaya acompañado. No permita ayuda de extraños.
  • Si le pasan la voz de una billetera o fajo de billetes supuestamente extraviado y que se lo pueden llevar ‘a medias’”. Gary tiene razón. Los estafadores aprovechan nuestra ingenuidad y el mínimo descuido. Me voy, cuídense.