Los niños, la tecnología y sus peligros

Gary y María conversan sobre la relación entre los más pequeños con la tecnología. 

tecnología

Cuidemos a nuestros hijos.

Cuidemos a nuestros hijos.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su seco de cabrito con frejoles canarios y ensalada de cebollita con ají limo, además de una jarrita de chicha morada heladita. “María, la tecnología hoy en día es indispensable en nuestro quehacer diario. Todos necesitamos Internet para el trabajo, los estudios o el entretenimiento.

Pero el ciberespacio, por su uso y ciertas malas personas que se sumergen en él, también es peligroso. Más para los niños que para los adultos. A tal punto que inversores de Apple están preocupados por los menores adictos a los smartphones y han pedido buscar una solución al grave problema.

Investigaciones realizadas en Estados Unidos han determinado que la mayoría de alumnos se distrae por la tecnología y la cifra va en aumento. Dicho estudio encontró que la capacidad de los estudiantes para enfocarse en las tareas ha disminuido debido a la tecnología. 

Lo más lamentable es que los adolescentes que pasan más de tres horas al día en los aparatos electrónicos tienen un 35% más de probabilidad de sufrir algún riesgo de suicidio; a más horas, mayor probabilidad. A esto se le añade problemas de peso, socialización, trastorno del sueño, alteraciones mentales y depresión. 

Es importante crear una educación por la tecnología desde que los hijos son pequeños para que puedan llevar una vida sana y saludable. Aquí te dejo algunos consejos para evitar que los niños se vuelvan dependientes de la tecnología.



- Aprovecha el verano para ir en familia a la playa, pero sin la tecnología. Disfruten del sol, el agua y el aire puro.

- Los pequeños necesitan vivir y experimentar sensaciones; regálales una bicicleta, balón de futbol o instrumentos musicales.

- No exponer al bebé a muchos artefactos tecnológicos: smartphones, tablets, computadora, control remoto, videojuegos portátiles.

- La socialización temprana es importante, lleva a tu niño al parque para que juegue con otros, también puedes juntarlos entre primos.

- Muchos niños quieren tener sus redes sociales, está bien si puedes supervisarlo permanentemente ante cualquier peligro.

- Si tu hijo hace una rabieta para que le den la tablet, no se la des. Le crearías una dependencia que le traerá problemas a futuro.

- No siempre lo castigues o premies con la tecnología. Es bueno ir de vez en cuando al cine o al parque de diversiones.

- Los hijos copian lo que hacen los padres desde temprana edad. Si te ven pegado al celular, ellos creerán que eso es bueno y normal”.

Tiene mucha razón mi amigo Gary. Me voy, cuídense.

Ir a portada