Pancholón y Chotillo siguen diciéndose de todo en un duelo que pasará a la historia

¡ Pancholón y Chotillo no dejan de dispararse dardos!

Pancholón

Pancholón y Chotillo siguen diciéndose de todo.

Pancholón y Chotillo siguen diciéndose de todo.

Más sobre:

Pancholón

El Chato Matta llegó al restaurante y se pidió una papa a la huancaína con su huevito duro y, de segundo, un arroz con pollo con presa grande. “María, la semana pasada te estaba contando del encuentro entre el gran Pancholón y el famoso doctor Chotillo. La conversación se puso caliente y el gordito comenzó a cantar uno de sus temas preferidos de ‘El Canario’ junto a su inseparable amigo ‘Onur’ y los bravos de la Asociación de Abogados del Callao: ‘Los amores que he tenido/ pasa el tiempo y yo los vuelvo a recordar/ son momentos que he vivido/ situaciones imposibles de olvidar/ Emociones que sentí/ porque siempre yo al amor le dije sí/ Mis amores, yo lo sé/ Son amores que jamás olvidaré/No me pregunten cuál ha sido mi error/ a todas ellas les entregué el corazón/ No me pregunten con quién fui más feliz/ No se los voy a decir, no se los puedo decir...’.

PANCHOLÓN: Chotillo, dices que estoy viejo y aguado, pero las chicas me cantan: ‘A mí me gustan mayores, esos que llaman señores...’. Todas me dedican un tema, me disfrutan, se divierten conmigo. Lo tuyo y esa venezolana que te ‘bobea’ diciéndote ‘papi’, es interés puro. Es como una transacción bancaria. Te ven como cajero, y multifuncional todavía. Tú eres ‘sangre chinche’ para las mujeres, no tienes carisma, gracia, te ven como patán, fulero, malo con su boca.

CHOTILLO: Siempre has vivido engañado. Crees que todas se te regalan. No te conozco una decente, agarras puras loquitas, tu viejo te hizo daño al mantenerte hasta los 45 años. Con tus dedos llenos de sortijas de oro, eres un gordito pintoresco, chistoso... Hace tiempo que no chapas ni la gripe, solo hacen hora contigo y bajan cuando no hay otra alternativa. Van por el buen trago que pones, te alucinan y de ahí llaman al ‘duro’. Ya fuiste. Tu época dorada de la radio ya pasó, hasta el ‘Mariano Closs de los Andes’ está en cable y lo veo con mejor flaca que tu psicóloga, que es de ‘taco 5’ para abajo...

PANCHOLÓN: Veo que me envidias, eres un traumadito. A tus más de 40 años no has conocido el amor, te besan, cierran los ojos y piensan en otro. Tu mayor mérito es tu tarjeta de crédito. En junio voy a estar en el Mundial rodeado de ucranianas, serbias, francesas y danesas, que van a probar este sabor peruano. Bajo diez kilos y fácil me jalan para ‘Esto es guerra’. Esos chibolos Guty, Hart, Porcella son puro anabólico, todo mi cuerpito es natural; así como el chanchito, con su grasita, ahí está lo rico.

CHOTILLO: Alucino que en Rusia te van a ver como el ‘brujo de la selección’, no estás en el ranking...

PANCHOLÓN: Ruega para que tu billetera siga gordita, porque cuando estés aguja no se te van a parar ni las moscas...”. Pucha, estuvo bravo el fuego cruzado. Esos dos son un par de sinvergüenzas. Me voy, cuídense.

Ir a portada