Pancholón en el sauna
Pancholón en el sauna

El Chato Matta llegó al restaurante por un espectacular chanchito a la caja china, ensaladita fresca, ajicito molido y su jarrita de limonada con hierbaluisa. “María, recibí el llamado del gran Pancholón, quien gritó por el celular: ‘Chatito, tú eres mi hermano, somos saunita, baja al toque que tengo muchas cosas que contarte’.