Pedro Castillo y los niños con cáncer
Pedro Castillo y los niños con cáncer

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un arrocito chaufa de mariscos y pescado, con cremas y, para tomar, un emoliente calientito. “María, sentí rabia e impotencia al ver en televisión el drama desgarrador que están viviendo los niños con cáncer y sus padres, quienes fueron burlados por el presidente

LEE TAMBIÉN: Alimentos muy caros

Porque una cosa es estafar a un adulto, pero una muy distinta es hacerle esa maldad a un pequeño cuya vida se apaga por culpa de la maldita enfermedad. El 12 de mayo último el mandatario, con la ayuda de Andrés Hurtado, ‘Chibolín’, llevó a Palacio a niños con cáncer y a sus padres con la promesa de darles la ayuda que tanto necesitan para sobrevivir. Montaron un show en el patio principal donde el chotano mostró un cheque gigante por más de cuatro mil millones de soles, asegurando que su Gobierno sí se preocupaba por los enfermos.

Entre los hechos despreciables de ese día, que los mismos padres han denunciado, es que querían llenar el patio de Palacio con chicos enfermos con cáncer y, como no los consiguieron, llamaron a menores con diferentes enfermedades neurológicas a los que pusieron los famosos polos blancos con la frase ‘Yo también tengo cáncer’, aunque no padecieran ese mal.

La ayuda jamás llegó y mientras la esperaban de manera inútil, han ido muriendo 127 niños. “Por qué el presidente Castillo nos hace eso. No sabe lo que es tener que soportar el llanto de tu hijo pequeñito porque le clavan agujas por todos lados y que al final se muere porque la plata para las medicinas que te prometieron no llega”, se quejó llorando una mamita indignada con el profesor y que estuvo ese día en la Casa de Gobierno.

Con todo el escándalo que ha generado su deleznable proceder, Castillo se reunió ayer en Cusco con ciertos ‘periodistas’ seleccionados, a los que llaman ‘prensa alternativa’ y que no son capaces de hacerle ninguna pregunta incómoda. Todas son lisonjas. A ellos les dijo que ‘se entiende’ que los cuatro mil millones que prometió y que mostró en el famoso cheque gigante no se les podía dar todo.

¡Qué frescura! Porque con sus palabras queda evidenciado que sí sabía que no les iban a dar todo ese dinero -han salido algunos a decir que él estaba confundido- y sin embargo salió con el tremendo cheque. Su intención era engañar, quedar bien, lavar su imagen y, para lograrlo, no le importó utilizar a esos niños que en este momento siguen muriendo porque el Gobierno continúa sin darles las medicinas y tratamientos que requieren.

En otros países el 85 % de los niños con cáncer se salvan, porque la medicina ha avanzado y sus gobernantes se preocupan, pero hoy en el Perú casi todos los niños con cáncer se mueren, porque desde que comenzó este Gobierno la situación para ellos ha empeorado”. Qué impotencia siento con este abuso, Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR