Trabajo: ¿cómo convertir tu pasión en una profesión?

Gary y María hablan sobre lo necesario para convertir lo que nos gusta hacer en una forma de obtener dinero

Trabajo

Gary nos da algunos tips.

Gary nos da algunos tips.

Redacción Trome

Más sobre:

Trabajo

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sudado de pescado con limón y rocotito, acompañado de arroz blanco y, para la sed, un refresco de maracuyá fresquecito.

“María, todos tenemos un talento que nos hace diferentes, pero muchos no llegan a descubrirlo o desarrollarlo por falta de oportunidades o porque no saben cómo hacerlo. Descubrir esas aptitudes y desarrollarlas hace que una persona dé lo mejor de sí a los demás. Esto es especialmente importante para los escolares, para los jóvenes que están en la universidad estudiando algo de lo que no se sienten muy seguros. Es crucial dedicarse a la actividad que te interesa, que te apasiona, que realizas de manera natural y que, incluso, podrías hacer gratis, esa que haces sin esfuerzo y que a otros sí les cuesta. La cuestión está en convertir esa pasión en una profesión que te dé dinero. Es un privilegiado aquel que puede vivir de hacer lo que más le gusta en la vida, pues nunca se aburrirá y no sentirá que sea un sacrificio levantarse en las mañanas para irse a trabajar. Al contrario, pensará que tiene suerte y será feliz.

Para identificar tu pasión y convertirla en tu profesión, los expertos aconsejan:

- Identifica tus dones y habilidades. Qué haces con facilidad, con entusiasmo y que a otros les cuesta más trabajo.

- Cuando lo identifiques, infórmate todo lo que puedas sobre esa actividad.

- Averigua qué personas se dedican de manera profesional a eso que a ti te apasiona. Si puedes hacerlo personalmente, pregúntales cómo lo hacen. Si no, obsérvalos y copia sus pasos.

- Júntate con personas a quienes les apasione lo mismo que a ti, que tengan el mismo entusiasmo que tú, compartan sus ideas y opiniones, expresa tus dudas.

- Frecuenta los lugares donde se hable de actividades relacionadas a lo que a ti te apasiona.

- Cuando sientas que te quieres dedicar a eso que te encanta, busca la forma de que puedas satisfacer, con esa actividad, alguna necesidad de otras personas. Debes recordar que un talento tiene que ser útil a otros.

- Estudia técnicas de marketing para que puedas hacer conocer a los demás cómo es que tu talento es la solución a un problema específico de cierto número de personas.

- Debes aprender a vender, pues vender es servir. Si tu talento puede ayudar a muchas personas a mejorar sus vidas, entonces no las prives de ese talento. Esfuérzate para que puedan servirse de él”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada