​Intervienen a 42 menores en fiesta COVID-19 clandestina
​Intervienen a 42 menores en fiesta COVID-19 clandestina

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante para llevarse unos tallarines verdes con su chuletita frita encima y, para tomar, un refresco de cocona. Después conversamos por teléfono.

“María, se acercan ‘Halloween’ y el ‘Día de la Canción Criolla’, pero este año será diferente. Los niños no pueden salir a la calle a pedir dulces o a jugar, tampoco habrá peñas abiertas y las fiestas de brujas están prohibidas. Sin embargo, ya sabemos que siempre hay gente dispuesta a desobedecer las disposiciones, pues solo piensan en pasar un buen rato sin importarles lo que ocurra después. No solo adultos retan a la autoridad, también lo hacen muchos adolescentes. Y corren innumerables riesgos al asistir a esas fiestas clandestinas o ‘privaditos’. No solo de contagiarse del coronavirus. Ahí está el ejemplo de la joven que denunció que fue violada por sus cinco amigos en una reunión realizada en la casa de uno de ellos.

Algunos consejos de expertos que pueden llevarnos a adoptar comportamientos más seguros.

  • No minimicemos el estrés de los adolescentes. Ellos también padecen el encierro por la pandemia, pues ya no pueden realizar sus actividades de siempre, ni reunirse con los amigos, ir a fiestas o estar cerca de la pareja si la tienen. Hay que dialogar, escuchar sus deseos, temores y angustias, y adoptar decisiones que ayuden a hacerles menos dura esta situación.
  • Valora a la familia. Los amigos son importantes, pero en estos momentos las reuniones son un grave peligro. Disfruta en casa con tus seres queridos, puedes divertirte con ellos y pasar inolvidables momentos. Recuerda que solo puedes estar cerca de las personas con quienes convives. No debes tener contacto directo ni con los miembros de tu familia que vivan en otro hogar. Mejor llámalos por teléfono, WhatsApp o haz una videollamada.
  • ¡Hay mucho para hacer en casa! Puedes armar disfraces de brujas o adornar la casa con motivos ‘terroríficos’ si te gusta el Halloween. Si lo tuyo es el criollismo, puedes preparar ricos aperitivos y comidas tradicionales como los anticuchos, o tragos que pueden contener un poco de alcohol o nada. También hacer un karaoke, escuchar la música que te motiva.
  • No se acaba el mundo. Si dejas de ir a una fiesta, no pasa nada. El objetivo de todos debe ser mantenerse sanos el mayor tiempo posible. Porque muchos que se infectaron y no murieron, después han desarrollado distintas enfermedades graves a los riñones, hígado, corazón, cerebro y otros órganos”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.