Proteja a sus niños 

El fotógrafo Gary y la Seño María nos dan consejos sobre la especial atención que debemos tener con nuestro niños.

La Seño María

Hay que tener especial cuidado con los niños.

Hay que tener especial cuidado con los niños.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo Gary llegó al restaurante por una papa la huancaína de entrada, su arroz con pollo y su jarrita de chicha morada. “María, lo ocurrido con la pequeña Xoanita revela la irresponsabilidad de las autoridades municipales de Cerro Azul, que tenían peligrosos pozos abiertos en un parque, pero también es una clarinada de alerta para los padres de familia. No podemos descuidar a nuestros hijos en ningún momento, especialmente si estamos en la calle, donde rondan los peligros a veces hasta en zonas aparentemente seguras.

Debemos conocer perfectamente las características de los niños de acuerdo a su edad. Por ejemplo, saber que un menor de 7 años tiene un campo visual del 50 % y ve solo lo que está delante de él, no percibe los detalles ni calcula el origen de los ruidos, la distancia y la velocidad.

Además, es demasiado pequeño para ser visto por los conductores de los carros que están cerca. Una pelota o un ave volando lo distraen fácilmente. Entonces, acompañar a un niño no es suficiente. Hay que advertirle de los riesgos en casa, la calle, el colegio y cualquier otro lugar al que deba ir. Del peligro de los autos, de las personas malas, del bullying en el colegio y hasta en las redes sociales.

Y no se crea que cuando un niño cumple 8 años ya podemos descuidarlo, pues a esa edad procuran volverse más independientes, por lo que también debemos estar muy atentos a ellos. Aquí te dejo algunos tips para tus lectores.

- Acompaña a tu hijo pequeño al colegio y no lo pierdas de vista en el trayecto. También en los parques, supermercados, ferias y otros lugares.
- Enséñale a cruzar la pista en los semáforos y a respetar las reglas de tránsito peatonal.
- Adviértele que debe tener mucho cuidado en las salidas de los garajes y playas de estacionamiento.
- Asegúrate de que se aprenda sus nombres completos, dirección y número de teléfono de casa.
- Que sepa comunicarse contigo por teléfono si estás en el trabajo o algún otro lugar.
- Haz un recorrido con tus hijos por el barrio y diles qué casas pueden visitar sin ti.
- Instruye a tu hijo a que mantenga la puerta cerrada y no la abra para hablar con nadie si está solo en casa.
- Mantente atento de lo que hace en Internet. Adviértele sobre los peligros y conoce a sus amistades.
- Practica situaciones hipotéticas con tu hijo. Por ejemplo, qué haría si se pierde en la calle o si se cae de la bicicleta y necesita ayuda”.

Tiene razón mi amigo Gary. Debemos cuidar a nuestros hijos como al más preciado tesoro. Me voy, cuídense.

Ir a portada