Respira hondo y relájate

La Seño María y el fotógrafo Gary dan consejos para liberar el estrés.

dientes estrés

El estrés puede afectar tu salud bucal con aftas, caries y otras afecciones. (Foto: Pixabay)

El estrés puede afectar tu salud bucal con aftas, caries y otras afecciones. (Foto: Pixabay)

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por una papita a la huancaína con su huevito duro y un estofado de pollo parte pierna, presa grande, con arrocito blanco y papita amarilla. Para beber, se pidió una chicha morada heladita.

“María, ayer estaba manejando por Jesús María rumbo al diario y a unos metros de donde estaba se produjo un choque entre dos autos, uno de ellos era un taxi. No fue muy aparatoso, pero ambos vehículos terminaron muy dañados. De inmediato empezaron a gritarse un montón de lisuras culpándose el uno al otro e incluso llegaron a los puñetes. Tuvo que llegar el Serenazgo y luego la policía para calmar los ánimos. La gente anda muy irritada en las calles, quejándose y a punto de estallar.

El intenso calor, los embotellamientos en toda la ciudad, las deudas, los gastos escolares, el alza de precios en los mercados, las escasas horas de sueño, las discusiones con la pareja y hasta cosas de poca importancia son los principales motivos de que mucha gente viva de mal humor, estresada y con la ira contendida. Esta situación nos envejece y vuelve más vulnerables ante las enfermedades. ¿Sabían que los médicos han revelado que el estrés, por ejemplo, puede provocar un infarto al corazón? Al margen de ello, otro grave problema de nuestra sociedad son las enfermedades mentales que no son tratadas. Bueno, a continuación, algunos sencillos consejos de expertos para controlar la ira y el estrés, que casi siempre van de la mano:

  • Haz ejercicios físicos. Así liberas emociones, sobre todo cuando vas a explotar. Aumentan la producción de endorfinas, que dan mayor sensación de bienestar. Cuando estés molesto, sal a caminar o correr.
  • Respiración profunda. Estos ejercicios ayudan a relajarse, al enfocar la mente en sensaciones corporales en lugar de ideas negativas. Recuéstate, pon las manos en el estómago y cierra los ojos. Inhala y llena de aire tu área abdominal y luego tu pecho. Espera unos segundos y bota el aire de forma lenta. Repite esta fórmula hasta que estés más tranquilo.
  • Relajación progresiva. Recostado, cierra los ojos y tensiona los dedos de pies y manos unos segundos, luego afloja. Después tensiona las pantorrillas y la parte inferior de la pierna, luego afloja. Continúa así hasta llegar a la cabeza. Tu mente debe concentrarse en las sensaciones físicas.
  • Intenta ser más tolerante con los demás, comprende sus actitudes.
  • Sé respetuoso en las calles, principalmente, con mujeres y ancianos.
  • Evita tener resentimientos o heridas del pasado, pues solo aumentan tu enfado.
  • Abandona los pensamientos negativos y piensa de forma objetiva y positiva.
  • Reacciona de forma proporcional y justa a los ataques. Evita la explosión de ira”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.
Ir a portada