Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

La salud es lo primero

La seño María y el fotógrafo Gary dan consejos para que cuidemos nuestra salud y evitemos enfermedades como el cáncer.

Alimentación saludable.

Alimentación saludable.

Alimentación saludable.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un estofado de res con papas, zanahorias, pasas y una porción de arroz blanco. Para tomar, agüita de cebada calientita.

“María, la sorpresiva muerte del ministro de Defensa, José Huerta, nos recuerda que nadie tiene la vida asegurada y que la salud es nuestro tesoro más valioso. El general del Ejército en retiro era bastante activo, pero sufrió un infarto. Otros han fallecido mucho más jóvenes por causas semejantes. Por eso, algunos consejos para cuidar nuestra salud, con los que podremos seguir produciendo, cuidar de nuestros seres queridos y disfrutar de ellos más tiempo.

Come sano: Consume alimentos frescos, sin preservantes ni otros químicos. Reduce tu consumo de sal y azúcar. Aléjate de las gaseosas. Ingiere más verduras y frutas. Come pescados y otras carnes magras como el pollo, pero no fritos. Bebe dos litros de agua al día.

Haz ejercicios: Por lo menos tres veces por semana. Recuerda que el movimiento es vida. El sedentarismo mata y disminuye nuestras capacidades físicas.

Deja el cigarrillo: Todavía muchas personas tienen el hábito de fumar. El tabaco es altamente tóxico y cancerígeno. Afecta seriamente a todo tu organismo.

Abandona el alcohol: O reduce su consumo lo más que puedas. El licor también daña la salud, altera la personalidad y es causante de problemas en el hogar.

Evita las grasas trans: Producen enfermedades cardiovasculares y obesidad. Acumulan colesterol en las arterias. Están en los helados, productos fritos, aperitivos salados como papas fritas, galletas, margarinas, mantecas, pasteles, comidas rápidas y otros.

Hazte chequeos de salud: La clave está en ir al médico cuando estés bien, no cuando te sientas mal. Se llama prevención y debes hacerla al menos una vez al año. La mayoría de casos de cáncer se descubren en etapas avanzadas, por lo que muchas veces no tienen solución. Pero si se ven en etapas iniciales, la mayoría son curables, a menor costo y con menos dolor.

Contrata un seguro de salud: Hay enfermedades bastante caras como el cáncer, así que un seguro podría hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Lávate las manos siempre: Este simple acto, con agua y jabón, evita muchas enfermedades que, aunque las cures, a la larga minan tu fortaleza. Inculca buenos hábitos de limpieza en tu familia.

Cepíllate los dientes: Después de cada comida y, especialmente, antes de ir a dormir. Visita al dentista de forma regular para que elimine las caries. Estas, cuando entran al torrente sanguíneo, pueden dañar seriamente el corazón”. Mi amigo Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada