Salud: ¿cómo comer sano?

Nuestro amigo Gary nos da algunos consejos para nuestra salud.

Pescado

El pescado es fuente de salud.

El pescado es fuente de salud.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un pescadito frito con arrocito blanco, salsa de cebolla, ajicito molido y chicha morada fresquecita. “María, a raíz del caso de ‘Pura vida’, en los medios de comunicación se habla de la alimentación de los niños. En realidad, es preocupante que en nuestro país haya cada vez más personas, muchos de ellos pequeños de 7 a 12 años, no solo ‘gorditos’, sino que ya tienen problemas de sobrepeso, obesidad y son candidatos a sufrir de hipertensión, diabetes y otros problemas de salud. La Encuesta Global de Salud Escolar de hace unos años ya alertaba que uno de cada dos escolares de secundaria consume un vaso de gaseosa al día, que equivale a 6 cucharaditas de azúcar. El Centro Nacional de Alimentación y Nutrición del Instituto Nacional de Salud también alerta de que aunque se deben consumir 5 porciones de frutas y/o verduras al día, solo uno de cada 10 peruanos lo tiene como hábito saludable. A esta realidad se suma un mal uso de la tecnología, que por horas y horas entretiene en actividades sedentarias. Antes, a la mayoría de niños les entusiasmaba los juegos de pelota, la bicicleta o salir a correr al parque. Hoy, lo que piden es una tablet, el celular o la computadora. No se trata de una cuestión solamente estética, sino de salud. Ni gorditos ni muy flaquitos. Hay que mantener el peso adecuado, con buena alimentación y ejercicios para prevenir la obesidad, hipertensión, el cáncer, infarto, derrame cerebral y otros males. Por ello, los colegios buscan implementar más horas de educación física y también se aconseja:

- No abuse de la sal, frituras, parrillas ni ‘premie’ a los niños con comida ‘chatarra’.

- En almuerzo siempre incluya una porción de ensalada fresca, así sea invierno.

- Para la casa, la oficina, universidad o colegio lleve fruta y snacks saludables (pasas, maní, guindones).

- Prepare bien la lonchera del niño. Muchos, por el apuro, envían jugo de cajita y galletas, que solo son exceso de azúcar, sal, harinas y no alimentan.

- Coma fruta al natural. Aporta vitaminas, agua, fibra y fructuosa (azúcar natural). Y no añada azúcar al jugo.

- Control de tiempo para televisión y videojuegos.

- Promueva la actividad física, el juego al aire libre. No es imprescindible el gimnasio. Hay opciones como hacer deporte con su hijo, salir a correr, caminar.

- Lea bien las etiquetas de productos. Indican calorías por porción, pero uno se excede al comer todo el paquete.

- Enseñe con el ejemplo. Si usted, papá o mamá, pone ‘mala cara’ a las verduras o evita comerlas, no pretenda que su niño se las coma rápido y con agrado”. Gary tiene razón. Hay que inculcar buenos hábitos en nuestros hijos y en nosotros mismos, eso nos asegura más tiempo y calidad de vida. Me voy, cuídense.

Aumenta venta de leche fresca tras escándalo de Pura Vida del Grupo Gloria

Aumentan ventas de leche fresca de vaca tras caso ‘Pura Vida’