Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

La salud mental en crisis

La Seño María y el fotógrafo Gary comentan cómo muchos peruanos están afectados por el estrés, la ansiedad y la depresión.

Depresión

No la juzgues, demuéstrale que te interesa. Acompáñala, escúchala, realicen actividades juntas que las relaje y anímala a ir con un especialista.

No la juzgues, demuéstrale que te interesa. Acompáñala, escúchala, realicen actividades juntas que las relaje y anímala a ir con un especialista.

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un sabroso picante de carne con arrocito blanco, ají molido y una jarrita con anís al tiempo.

“María, muchas veces acudimos al médico recién cuando sentimos molestias en el cuerpo, pero los especialistas en salud mental alertan que también la mente se enferma y muchos peruanos están afectados por el estrés, la ansiedad y la depresión. Conflictos de trabajo, en el hogar (con los hijos o la pareja), inclusive en el tránsito vehicular diario o las deudas, nos pueden hacer estallar en cualquier momento. También situaciones de insatisfacción personal, casos de violencia, crímenes y hasta suicidios -en los que también corren riesgo niños- podrían evitarse. Me sorprendió terriblemente leer el caso de Teresa Watanabe, la mujer que mató a su hijito y a su mamá en un hotel de la avenida La Marina, en San Miguel, porque se encontraba en quiebra.

Les dio pastillas de clonazepam e incluso les inyectó un anestésico para perros. Ella quiso suicidarse, pero fue salvada. Se estima que un millón 700 mil peruanos están con síntomas depresivos y, en Lima, unos 32 mil podrían estar sufriendo de esquizofrenia. De otro lado, hay casos de bipolaridad, psicosis, psicopatía y otros. El doctor Humberto Castillo, director del Instituto Nacional de Salud Mental, advirtió la vez pasada que ‘las emociones también se enferman y el deterioro mental influye en la salud física’.

Es así que detrás de muchos dolores de cabeza y malestares generales podría haber un problema de salud mental. Urge que el Estado y el gobierno presten mayor atención a esa situación de nuestra población.

RECOMENDACIONES

- Vea y viva con optimismo. Los problemas también son parte de la vida, para enfrentar retos y superarlos. Si hoy no le fue bien, mañana podrá ser mejor.

- Si es impulsivo, colérico (‘fosforito’), ansioso o depresivo, busque ayuda médica.

- Procure ampliar su red de amigos, de personas con quienes conversar y sentirse bien.

- Aunque no tenga enfermedad mental, toda ayuda psicológica fortalece y es para mejorar. Si siente insatisfacción y que no puede ser feliz, es suficiente motivo para buscar apoyo. Tendrá mejores expectativas.

- Sea agradecido por tener vida, familia, trabajo y hasta la naturaleza como silbido de pájaros o un amanecer.

- No se estrese más si no tiene dinero para atender un problema mental. El Seguro Integral de Salud (SIS) prioriza a poblaciones en situación de pobreza y cubre trastornos físicos y mentales, incluido consulta, medicamentos y psicoterapia”.

Gary tiene razón. Hay que cuidar nuestra mente, el físico y el corazón. Me voy, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada