Seño María: Alimentos para niños |  (Foto: Getty Images)
Seño María: Alimentos para niños | (Foto: Getty Images)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por su mondonguito a la italiana con ensalada de lechuga y tomate, y para tomar pidió agua de muña calientita. “María, estoy muy preocupado por la situación que viven los niños en nuestro país. Si antes de la pandemia el Perú era una de las naciones con una de las mayores tasas de desnutrición infantil en América Latina, ahora, por la misma emergencia sanitaria y con los productos básicos encarecidos, como el pollo y pescado, no me quiero ni imaginar los malabares que deben estar haciendo las madres de familia para que sus hijos estén saludables y no anémicos por la falta de hierro y otras proteínas. Pero este no es un problema que empezó ahora, lamentablemente no tenemos una adecuada política nacional para canalizar acciones efectivas que luchen contra la desnutrición infantil, que afecta, principalmente, a los niños de las zonas más alejadas de nuestro país.

MIRA ACÁ | La Seño María y el fotógrafo Gary nos traen consejos para ahorrar el gas

María, imagínate cómo van a rendir los niños mal alimentados en el colegio. Si bien las clases ahora son virtuales, la exigencia es mayor porque hay que estar concentrados más horas frente a una pantalla, y si no tienes la adecuada energía es difícil que rindas. Por eso es muy importante conocer determinadas comidas que permiten elevar la hemoglobina de los menores para que estén con las energías recargadas. Lápiz y papel:

Menestras como la lenteja y el garbanzo. La primera es rica en vitamina B y es una fuente importante de hierro, ácido fólico y potasio, mientras que el segundo tiene fósforo, magnesio y vitaminas B1, B6 y ácido fólico. Ambas menestras pueden ser preparadas en diferentes presentaciones, como una ensalada o guiso, y no perderán sus aportes proteicos.

Frutas. Tenemos al plátano, uva e higos. Además de dulces y deliciosas, tienen elevadas cantidades de hierro que ayudarán a mejorar las defensas de los anémicos.

Vegetales. En especial aquellos de hojas verdes, como la acelga y espinaca, además del brócoli. Tienen importantes nutrientes, como el magnesio, las vitaminas C y K, entre otros. También se puede añadir a este grupo la beterraga y el tomate.

Carnes roja y blanca, como el cordero, hígado de ternera o pollo, carne de pato, entre otros, son fuentes naturales de hierro”. Qué buenos consejos. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: