Mi amigo, el fotógrafo Gary, me comenta por teléfono acerca de lo que ve en las calles durante el ‘Estado de emergencia’. “María, el tema de los colegios particulares se ha convertido en un asunto bastante delicado debido a la ‘cuarentena’. Por un lado están los centros educativos que, pese a la crisis que vive el país, insisten en cobrar las pensiones con mínimos descuentos del 10 o 15 por ciento. En tanto, los padres de familia se quejan porque señalan que, en el mejor de los casos, solo dan una o dos clases virtuales de 45 minutos por día.

Es decir, que el servicio educativo que brindan no justifica lo que cobran. Pero además, muchos papás están ganando lo mínimo o se quedaron sin trabajo. Algunos simplemente ya no pueden pagar nada y están viendo la forma de cambiar a sus hijos a un colegio nacional. Las escuelas privadas deben actuar de forma más justa y solidaria con los padres. O hacen eso o perderán soga y cabra, pues se quedarán sin alumnos. Pero en cualquier caso, este año al menos los padres y madres deben asumir un rol mucho más activo en la enseñanza de sus hijos. Tienen que motivarlos y ayudarlos con sus deberes. Algunos consejos de los especialistas para que lo hagan bien:

  • Crea un espacio adecuado de estudio. Es necesario hoy más que nunca. Debe tener una mesa con suficiente espacio y un entorno tranquilo. La iluminación debe ser buena y si es natural, mejor. Su silla debe ser cómoda y tener un lugar para sus libros.
  • Facilita su concentración. Cuando estudien, aleja la televisión, videojuegos, el celular. Haz que lo haga en periodos de 45 o 50 minutos, no más porque se aburrirá. Que tenga descansos.
  • Que planifique. Debe tener un horario y cumplirlo. En internet hay herramientas, como el Google Calendar, que le ayudarán a anotar sus deberes y planificar.
  • Estimúlalo. Busca formas para motivarlo a realizar sus deberes. No es bueno que estudie porque se le obliga, sino porque quiere.
  • También debe jugar. No cometas el error de exigirle que solo estudie, pues podría terminar odiando los libros. Tras relajarse estudiará con renovados ánimos.
  • Enséñale a tomar apuntes. Que comience a hacerlo de chico, pues desarrollará su atención y capacidad de síntesis. Esto le facilitará bastante el estudio. Debe anotar las ideas principales y datos para memorizar.
  • Ayúdalo a realizar una lectura comprensiva. Para que entienda lo que lee debe comprender las palabras. Que se acostumbre a usar el diccionario.
  • Debe subrayar. Es bastante útil para sintetizar ideas. Tiene que destacar lo más importante”. Gary tiene razón.

TE PUEDE INTERESAR: