(GEC)
(GEC)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante para llevarse un tacu tacu de pallares con lomito al jugo encima y una crema de rocoto. Para la sed, y aprovechar mejor el hierro, pidió una jarra de refresco de maracuyá.

“María, a medida que se acerca la Navidad aumentan los asaltos y otros delitos. Casi todos los delincuentes hoy usan armas de fuego y no tienen ningún problema en disparar a matar, incluso si la víctima no opone resistencia.

En el argot delincuencial, van a ‘asegurar’. No tienen reparos en atacar de manera brutal a menores de edad y mujeres con tal de quitarles el celular o la cartera.

En zonas comerciales como Mesa Redonda, donde hay aglomeración de personas, pululan los carteristas y otros denominados ‘uña fina’, pues te sacan lo que llevas en el bolsillo sin que te des cuenta.

La Policía no se da abasto para enfrentar a tantos criminales, que han aumentado con la llegada de extranjeros, quienes traen nuevas y más sangrientas modalidades.

Este es un grave problema que, lamentablemente, no parece tener solución a corto o mediano plazo.

Por eso es fundamental que cada persona, cada ciudadano, adopte medidas básicas de seguridad para evitar ser víctima de los hampones. Algunos consejos prácticos de expertos:

  • Observe a su alrededor con atención. Los delincuentes merodean en motos y autos y su principal blanco son mujeres, ancianos y jóvenes.
  • Evite dejar la casa sola. Refuerce la seguridad (invierta en mejores rejas, chapas, candados, sistema de videocámara).
  • No camine distraído ni con los auriculares puestos. Los delincuentes prefieren atacar a los que pueden sorprender, pues les da ventaja para escapar.
  • Evite lucir joyas. Tampoco deje ver el smartphone, laptop o tablet en la calle y otros lugares públicos. No tiente a los ladrones.
  • Procure acompañar a los adultos mayores si deben salir a cobrar su pensión. Los delincuentes no tienen ninguna consideración con los viejitos.
  • No lleve la cartera o la mochila colgando de un brazo, tampoco en la espalda. Si se la jalan pueden arrastrarlo y provocarle graves lesiones.
  • No retire fuertes cantidades de dinero de cajeros automáticos ni ventanillas. Tampoco guarde sus ahorros en casa, póngalos en un banco.
  • Evite transitar por calles oscuras y solitarias.
  • Si un familiar regresa a casa de la calle, espérelo en el paradero acompañado de otras personas”. Gary tiene razón, debemos cuidarnos porque la delincuencia está cada vez más terrible. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: