El profesor Juan Quispe se reinventó gracias a las plataformas digitales . (Redes sociales)
El profesor Juan Quispe se reinventó gracias a las plataformas digitales . (Redes sociales)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, me contó que estuvo trabajando desde temprano ayer domingo con los ‘tigres’ de policiales. “María, hoy es un día muy especial porque se celebra el ‘Día del maestro’. Si algo bueno nos ha dejado esta cuarentena es la actitud de la mayoría de docentes, quienes en muchos casos se han reinventado a través de plataformas digitales para poder llegar a sus alumnos.

Es verdad que muchos chicos no tienen la posibilidad de acceder a una tablet o laptop para seguir las clases y es ahí donde surge la vocación del verdadero educador, ya que hasta por una llamada telefónica buscan que sus alumnos no pierdan las clases.

Justo veía en televisión un reportaje sobre docentes que llegan a caballo a la escuelita en pueblos alejados de la sierra para impartir sus conocimientos hasta en la pared de un aula destartalada. También me parece digno de resaltar el caso de Juan Quispe Aguilar, quien saltó a la fama por enseñar disfrazado del inca Pachacútec y salió en un reportaje de Trome.

Esta vez creó un peculiar rap para que sus estudiantes aprendan y se sientan orgullosos de nuestra milenaria cultura. Por ello, grabó un video en la azotea de su casa, en el distrito de San Jerónimo que tiene vista al Inti (sol) y los apus tutelares en Huanacaure, Ausangate, Pachatusan y el nevado Salkantay.

De igual modo, me llamó la atención una joven profesora de inglés, quien muestra una excelente actitud para llegar a sus pequeños y les enseña el idioma de una manera divertida y hasta contándoles cuentos de forma digital.

Todo vale para que los estudiantes aprovechen el año que ha sido cambiado radicalmente por la crisis del coronavirus. Es evidente que nunca será igual una clase virtual que una presencial, ya que es muy importante para el maestro estar en contacto con los jóvenes, para así poder comprobar si están captando lo que se enseña.

Estos casos reflejan que la vocación del maestro es admirable. Y la mejor manera de rendirles homenaje es estudiar para convertirnos en personas de bien:

  • Organízate en el colegio y la casa. Haz el esfuerzo por captar lo que te enseñan e investiga más ahora que se tiene la internet.
  • Reduce el tiempo que ves televisión. Duerme al menos ocho horas al día, aliméntate bien. Haz ejercicios físicos.
  • No te distraigas en clases con el celular. Aprovecha al máximo el tiempo.
  • Lee un poco más. No solo los textos del colegio, también otros porque así mejorarás tu comprensión y ampliarás tu vocabulario y cultura general.
  • Haz las tareas con anticipación, no a última hora. Además, estudia al menos dos horas al día.
  • Si obtienes una mala calificación, no te preocupes demasiado. Mejor trabaja para aprender lo que ignoras”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.