Los padres deben dar buen ejemplo sobre el uso de celulares. (Foto: Getty)
Los padres deben dar buen ejemplo sobre el uso de celulares. (Foto: Getty)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante para llevarse un piqueo criollo con carapulcra, ají de gallina y arroz con pollo con salsa a la huancaína. Para la sed, una jarrita de chicha morada. “María, empezamos el último mes del año golpeados por la crisis, pero dispuestos a seguir luchando. El Perú es de gente emprendedora, que cae pero se vuelve a levantar y no se deja vencer por las adversidades. Este año nos ha puesto a prueba y demostramos nuestra capacidad de adaptarnos y hasta de reinventarnos. Ese esfuerzo no ha sido ajeno a los niños. Ellos lo han visto y lo han vivido. Por eso, es importante que en familia hagamos una pausa para reflexionar sobre la importancia no solo de estar juntos sino, sobre todo, de sentirse unidos. Ahora que los hijos tienen la posibilidad de salir de casa, que no sea excusa para dejar de prestarles la atención que necesitan. Los psicólogos explican que lo ‘ganado’ en la mayor convivencia de estos meses de pandemia hay que seguir aprovechándolo para estrechar aún más los lazos. Muchos han tenido la posibilidad de conocer más a sus hijos en su día a día, y ellos también han podido ver de forma más cercana las responsabilidades del trabajo de papá y mamá. Algunos consejos para estar con los hijos:

  • Vivir genuino amor: El primer ejemplo de amor que los hijos reciben y aprenden es el que se tienen sus padres. Lo pueden sentir incluso estando en el vientre materno. Mantenga con su pareja una relación basada en el amor, la comprensión, el respeto e interés por lo que hace cada uno. No estén a gritos, insultos ni minimizándose. Así, formará hijos que saben tratar a su pareja, e hijas que no tolerarán a un abusador.
  • Tiempo juntos: En unas semanas los chicos entrarán de vacaciones, planeen con las posibilidades del caso y siempre cuidándose, qué pueden hacer, en familia, para distraerse. Eso también crea momentos inolvidables.
  • Exprésense cariño: Hay que sentirlo, también demostrarlo y decirlo. Nunca está de más un ‘te quiero’, ‘me siento orgulloso de ti, de tu esfuerzo’. Fortalece la autoestima.
  • Menos pantallas: No abusen de las horas frente al televisor ni se excedan con los celulares, las computadoras o las tablets.
  • Los abuelos presentes: Si no viven con ustedes, recuerde llamarlos. Si están en casa, inclúyalos en actividades que les levanten el ánimo, como la decoración navideña. Si ya partieron, no olvide recordarlos con amor.
  • Fuera estrés: Aunque las obligaciones agobien y la economía familiar no ande de maravilla, despójese del mal humor y mejore su ánimo para contagiar optimismo”. ¡Qué buenos consejos! Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: