El profesor Juan Quispe Aguilar (31) se disfraza para motivar a sus alumnos.
El profesor Juan Quispe Aguilar (31) se disfraza para motivar a sus alumnos.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llamó para hacer su pedido por delivery: ocopa arequipeña, arroz a la jardinera con costillitas ahumadas y anís para bajar la grasita. De pasadita, se quedó conversando conmigo para contarme de las últimas noticias.

“María, como te decía hace unos días, no todas las noticias son malas. Por ejemplo, un buen profesor no es aquel que se conforma con dictar sus clases y nada más. Es quien busca llegar a todos sus alumnos, ya sean los más aplicados o los más distraídos.

Desea, de todo corazón, transmitirles sus conocimientos, para que en el futuro tengan una base sólida y puedan triunfar cuando sean adultos. Pero hay docentes que van más allá de ponerse delante de una pizarra.

Hoy, debido a la pandemia del coronavirus, se aplica la educación a distancia y algunos estudiantes tratan de sacarle la vuelta a las clases, ya sea no conectándose o haciendo la finta de que escuchan a su maestro.

Es aquí donde entra el ingenio del profesor. Tiene que buscar la manera de hacer entretenidas sus enseñanzas, captar la atención del educando y asegurarse de que retengan lo que les da a conocer.

Por eso resalto el caso del cusqueño Juan Quispe Aguilar (31), quien es profesor de Historia y se disfraza de diversos personajes de películas de Hollywood, como ‘El Guasón’, ‘La Máscara’ y ‘Batman’, entre otros.

Él, con autoridad, afirma que ‘la enseñanza no tiene por qué ser aburrida y menos en estos tiempos complicados, donde niños y adolescentes sufren mucho por el encierro en que viven’.

Sus clases las dicta a través de la plataforma TikTok, donde también canta y baila. Sus alumnos le dicen que ‘la rompe’ y que gracias a sus amenas clases conocen la verdadera historia de los incas, con Manco Cápac (fundador) y Pachacútec (conquistador) como sus principales exponentes.

También les habla sobre lo que fue el virreynato en el Perú. Sin duda, un ejemplo a seguir. Ahora quiero compartir algunos consejos para que nuestros hijos aprendan mejor desde casa:

  • Es importante tener un ambiente apropiado para poder estudiar, en el que no haya distracciones.
  • Respetar un horario donde estén plasmadas las horas de estudio y las horas de descanso.
  • Interesarse por lo que estudian, preguntarles qué han aprendido y felicitarlos por sus avances.
  • Si tienen alguna duda, decirles que no teman consultar al maestro. Para aprender debemos de preguntar.
  • Después de sus respectivas clases, siempre es bueno reforzar lo aprendido con un repaso de lo escuchado. Para eso es útil hacer apuntes”. Pucha, mi amigo Gary tiene mucha razón. Son tiempos difíciles, pero las ganas de aprender nunca se deben perder. Me voy, cuídense.