Una dieta saludable es importante para llevar una vida mejor. (Foto: iStock)
Una dieta saludable es importante para llevar una vida mejor. (Foto: iStock)

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un tiradito de ojo de uva y un pescado a la plancha con ensalada fresca. Para calmar la sed se pidió una jarrita de limonada. “María, ayer escuchaba a un conocido nutricionista, quien señalaba que debido a la pandemia muchas personas han subido de peso por diversos factores como la ansiedad, el estrés y la incertidumbre que vivimos.

Otros están haciendo trabajo remoto en casa y pasan muchas horas sentados frente a la computadora sin practicar ningún tipo de actividad física. Hace un tiempo, la Asociación Americana del Corazón dio a conocer siete acciones que todos deberíamos seguir para evitar dos de las principales causas de muerte prematura: las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

1. Muévete: Solo 30 minutos de ejercicio moderado (una simple caminata), cinco días a la semana, reduce bastante el riesgo de sufrir diabetes, un infarto o accidente cerebrovascular, como una hemorragia.

2. Come mejor: Es fundamental reducir las grasas no saludables, alimentos con mucho colesterol, sodio y azúcar. Ingiere comidas ricas en fibra y proteína magra, así como frutas y verduras. Para una dieta saludable, se recomienda:

  • En un diario apunta todo lo que comes todos los días.
  • Ingiere más vegetales y frutas.
  • Consume alimentos integrales.
  • Come pescado al menos dos veces por semana.
  • Limita el consumo de grasas trans y saturadas, también alimentos ricos en colesterol y azúcar.
  • Haz tu dieta lo más variada posible con estas reglas

3. Controla tu presión arterial: La tensión alta causa enfermedades cardíacas. ‘Mata de forma silenciosa’ al hacer que la sangre vaya por las arterias con demasiada fuerza, afectando a todos los órganos vitales. Para evitarlo hay que mantener una dieta baja en sal, hacer ejercicio, evitar el sobrepeso, controlar el estrés, limitar el consumo de alcohol y no fumar.

4. Pierde peso: Si tienes obesidad o sobrepeso, corres más riesgo de padecer hipertensión, problemas de colesterol, diabetes y males cardiovasculares.

5. Reduce el azúcar en sangre: Así evitarás padecer diabetes. Reduce el consumo de azúcares simples (presentes en gaseosas, refrescos y dulces) y haz ejercicio.

6. Deja de fumar: Es una prioridad, pues el tabaco está relacionado con gran número de muertes prematuras. Fumar daña el sistema circulatorio, aumenta el riesgo de padecer aneurismas y enfermedades coronarias, y fomenta la aparición de coágulos en la sangre”. Qué buenos consejos. Me voy, cuídense.