Por eso debes ser persistente y no desmayar.
Por eso debes ser persistente y no desmayar.

A mi amigo, el fotógrafo Gary, le tocó trabajar ayer domingo y pasó por el restaurante para llevarse su pedido: papita a la huancaína y tallarines con su tremenda presa de pollo. “María, esta pandemia ha frenado el crecimiento económico que tenía el Perú, dejando a miles de trabajadores en la calle. Pero hay que tener fe de que pronto pasará esta pesadilla.

Mientras tanto, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Los emprendedores siempre repiten una frase que es muy cierta: ‘De las crisis salen las mejores empresas’. Esto se debe a que siempre hay que estar atentos a las oportunidades, ver lo que se necesita en el mercado.

Lo peor que un hombre o una mujer pueden hacer es desanimarse, bajar los brazos, tirar la toalla. ¡Prohibido rendirse! Esa es la clave para obtener el éxito. A continuación, algunos consejos para que estés siempre motivado y con pensamientos positivos que te permitirán alcanzar tus objetivos:

  • Siempre cree que es posible: Deja de lado los pensamientos negativos, las indecisiones y la falta de fe. Si crees que no te irá bien en algo, pues así será. Eso sí, antes de realizar algún emprendimiento, tómate un tiempo, analiza con seriedad los pros y los contras de la situación y, si decides lanzarte, hazlo convencido de que te irá bien.
  • Debes ser persistente: Todo el mundo puede dudar de tus capacidades y las posibilidades del negocio que emprendas, pero tú no. Ten en cuenta que el camino está lleno de obstáculos, eso es lo normal. Por eso debes ser persistente y no desmayar. Solo así llegarás a la meta.
  • Piensa con calma: Es importante saber cuándo detenerse a tomar un respiro. No intentes correr cuando recién estás caminando. Es decir, no intentes cumplir las metas en menos tiempo, pues eso te desgasta y va matando tus ilusiones. Anda con calma, pero decidido.
  • Evita el estrés: La presión, las exigencias, las preocupaciones desmedidas pueden causarte estrés, que al final acabará con tus ilusiones y expectativas. Despeja tu mente cuando te sientas saturado y date una escapada para jugar con tus hijos, pasear con tu pareja o simplemente desconectarte del mundo. En ese tiempo apaga el celular.
  • No te mientas: Debes plantearte la pregunta de si lo que haces te da felicidad, si te llena. Emprender una actividad que no te satisface hará que te sea mucho más difícil mantener la pasión y la motivación, requisitos fundamentales para llevar un negocio al éxito”. Gary tiene razón. Los ánimos siempre deben estar arriba en todo lo que hagamos. En los estudios, el trabajo, la cocina, la limpieza de la casa y, mucho más, en el cuidado de nuestros hijos. Me voy, cuídense.