La Seño María: Vive bien y en paz (II)

La Seño María y el fotógrafo Gary nos traen más consejos para llevar una vida positiva.

Seño María

ddddd

Sigue estos consejos para vivir feliz. 

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por unas chuletas de cerdo doraditas con arroz graneado, papa sancochada, salsa criolla con hierbabuena y, para la sed, un emoliente al tiempo. “María, ayer conversábamos sobre la importancia de tomar buenas decisiones para vivir sin problemas. Es fundamental que los padres den buen ejemplo a sus hijos, pues las acciones son las que enseñan. De nada servirá que un padre le diga a su pequeño que no mienta, cuando él lo hace. Los chicos se dan cuenta de todo, aunque creamos que no es así. Sigo con los consejos que brindan los especialistas para llevar una vida positiva:

Nada merece la pena arriesgar tu salud. Si quieres realizar una locura, un acto peligroso, piénsalo bien. Medita acerca de lo peor que podría pasarte y cómo afectará a tu vida y a tus seres queridos en el futuro.

Aléjate de las personas peligrosas. Aquellas que tienen conductas de riesgo, como los promiscuos sexuales, los que abusan del alcohol, los que se drogan. También los violentos, los que cometen actos delictivos. Nada aportan y pueden ocasionarte terribles problemas.

Nunca pierdas la esperanza. Es el motor para conseguir lo anhelado. Cuando se acaban las esperanzas, la vida carece de sentido. Así que, ante los problemas, por más graves que estos sean, mantén la fe.

Sé tú mismo sin estar pendiente de lo que piensen de ti. Preserva tu identidad y vive tu vida como tú la sientes. Sin hacer daño a nadie. No te dejes aplastar por la presión social. Una persona sincera genera confianza.

Estudia siempre. Las personas deben cultivarse cada día, para ser mejores en el plano profesional y personal. La lectura es un gran hábito que tus hijos imitarán.

No compres más de la cuenta. Acostúmbrate a vivir con lo necesario. No caigas en el consumismo, en el placer de comprar por comprar, pues luego será difícil salir de esa espiral. Así simplificarás tu vida y aprenderás a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

Simplifica tu economía. Es decir, gasta menos de lo que ganas. Anota en una libreta tus ingresos y egresos. Elimina los gastos innecesarios para que puedas ahorrar. Muchas personas no pueden ni dormir por sus deudas. La tarjeta de crédito es excelente si se sabe usar, pero sino, puede ser una fuente de desdicha.

Genera nuevos ingresos. No te conformes solo con uno, pues si se termina, qué será de ti y de los tuyos. Piensa en una actividad que te agrade y para la que tengas actividad y empréndela.

Pasa tiempo con tu familia. Y que sea de calidad. Poco servirá si tú estás con la televisión y tus hijos jugando por su lado con el celular. Habla con ellos, dedícales tu tiempo. Igual a tu pareja. Demuéstrales siempre respeto, amor y sé detallista con ellos”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada