Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Siempre optimistas

La Seño Marìa y el fotògrafo Gary aconsejan manejar emocionalmente estos hechos de violencia, de maldad, y no dejar que nos gane el desánimo, mucho menos la depresión.

La Seño María

Sigue estos consejos para el optimismo.

Sigue estos consejos para el optimismo.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo Gary llegó al restaurante por su escabeche de pollo con papas sancochadas, huevito duro y aceitunas de botija, todo acompañado de una agüita de manzana.

“María, las malas noticias nos agobian todos los días. Crímenes, asaltos sangrientos, feminicidios y otros hechos de violencia nos llenan de temor y preocupación. Los periodistas estamos para informar sobre lo que ocurre, la realidad, sea buena o mala, así que debemos dar estas noticias aunque no nos gusten, pues eso sirve para denunciar y alertar a los ciudadanos.

Lo único que queda es saber manejar emocionalmente estos hechos de violencia, de maldad, y no dejar que nos gane el desánimo, mucho menos la depresión. Hay que afrontar la vida dejando el pesimismo de lado para ser personas positivas y optimistas.

Una mentalidad positiva fomenta el pensamiento creativo y nos ayuda a resolver problemas. Además, reduce los niveles de estrés, mejorando el bienestar y aumentando así la productividad. No se trata de obviar los problemas y peligros, sino de dejar de concebirlos como una barrera que nos inmoviliza y nos impide actuar. Una persona optimista no se atasca al ver el lado negativo, sino que encuentra un camino alternativo para lograr el objetivo. Aquí te dejo unos tips para tus lectores.

Cambia de mentalidad. Ten en cuenta que hasta las situaciones negativas enseñan algo, dan una lección. Enfócate en el presente. Minimiza tus preocupaciones y miedos sobre lo que podría fallar. Esa actitud generalmente conlleva a tener emociones y pensamientos negativos.

Concéntrate en la solución. Divídela en tareas que puedas ir manejando, planea las actividades que deberás realizar para resolver el problema.

Sonríele a la vida, a la gente y a los sucesos. Eso te ayudará a que tu actitud ante la vida y las cosas sea positiva.

Párate frente al espejo y sonríe. Así sientas que no tienes motivos, no dejes de hacerlo cada mañana. La sonrisa es poderosa y te dará ánimos para seguir, aunque las cosas vayan mal.

Dedícate unos minutos al día. A veces, no tener ni un minuto para sí mismo hace que las personas se depriman, se vuelvan esclavas de los deberes. Valora las cosas cotidianas y aparentemente sin importancia. Los pequeños detalles son, generalmente, los que llenan la vida de pasión e ilusión.

Alimenta tu autoestima. El aprecio y consideración que uno se tiene a sí mismo es fundamental para afrontar cualquier situación en la vida”. Tiene razón mi amigo Gary. Me voy más tranquila, cuídense.

Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));