Joven Katherine Munaya fue torturada y asesinada en Ancón.
Joven Katherine Munaya fue torturada y asesinada en Ancón.

El fotógrafo Gary llegó al restaurante con hambre y se pidió un estofado de osobuco con arroz blanco graneadito y rocotito molido. Para bajar la comida se tomó una jarrita con agua de hierba luisa calientita.

“María, tengo muchos años como periodista y he visto infinidad de cosas, algunas muy duras, pero no dejan de sorprenderme algunos casos por su brutalidad. Ayer leía en Trome el caso de la joven Katherine Munaya, quien fue torturada y arrojada con dos balazos en el cuerpo en la Panamericana Norte.

Nadie merece morir de esa manera y mucho menos una madre de familia. Entre los policías se comentó que la víctima habría estado vinculada con gente de malvivir, pero al margen de esto espero que los detectives encuentren a los autores de este terrible asesinato.

El destacado psiquiatra Martín Nizama dijo hace poco que el Perú padece de un problema de salud pública, con ‘una sociedad deshumanizada, enferma y violenta’. Lo peor es que esto va camino a agravarse porque el Estado se ha visto desbordado y las instituciones no funcionan.

El médico agrega que ya no prevalecen los valores, sino los instintos, y muchos no se comportan como seres humanos, sino como bestias, basados en los impulsos y deseos. Alertó que en estos tiempos modernos, en que se está perdiendo la familia, solo prepondera el individuo y reiteró que se puede venir un ‘periodo más salvaje’.

Por eso hay que insistir una y otra vez en consejos para los padres de familia. Debemos orientar a los chicos para que eviten a personas peligrosas, vinculados a robos y drogas. Muchos jóvenes viven la ‘vida loca’ y en estos tiempos hasta ‘mandan’ a sus padres. La disciplina es muy importante en el hogar. Aquí te dejo unos consejos a tomar en cuenta.

  • Brinde protección y cariño a sus hijos, hágales sentir que son importantes, que mamá y papá, así estén separados, siempre estarán a su lado para cuidarlos.
  • Observe su conducta. Si están tristes, distraídos, sin apetito y temerosos, es posible que sufran de depresión por problemas en el hogar o que sean víctimas de bullying o de acoso sexual.
  • Adviértales sobre los peligros a los adolescentes, pero con paciencia, sin aburrirlos. Por ejemplo, qué hacer ante una situación de peligro.
  • Mantenga una fluida comunicación con los jóvenes porque a veces son influenciados por gente al margen de la ley.
  • Si son pequeños, pídales que les permitan conocer con qué personas se contactan en las redes sociales. Si detecta a alguien sospechoso, investíguelo y, si es necesario, comuníquelo a la policía”. Mi amigo Gary tiene razón, debemos cuidar a nuestros hijos como si fueran una joya preciosa. Me voy, cuídense.