Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

'El Sonámbulo'

El legendario periodista 'El Sonámbulo' le recomendó a sus alumnos dos novelas clásicas del genero policial, en otra de sus clases magistrales.

Seño María

Fernando

Lorena del narrador Fernando Ampuero (GEC)

Más sobre:

Seño María

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por su sabrosa papa a la huancaína con huevito duro, aceituna y sus tallarines rojos con presa grande. Para bajar la grasita, se tomó una cebada con linaza. “María, llegué temprano a la Redacción y me encontré con el legendario periodista de Policiales, ‘El Sonámbulo’. Mi amigo estaba preparando sus charlas para sus alumnos de Periodismo que no tardarían en llegar.

Me dijo: ‘Gary, la violencia en nuestra ciudad está cada vez peor. En el Callao, el sicariato, las extorsiones, los asaltos y la corrupción no tienen cuando acabar. Y lo peor es que los delincuentes usan a menores de edad para cometer sus fechorías. El fin de semana, en un enfrentamiento a balazos, un efectivo mató a un delincuente que tenía un amplio prontuario policial. Ahora, la Fiscalía pide prisión efectiva para el agente. Increíble’.

Luego, llegaron los alumnos del experimentado hombre de prensa, encabezados por la ‘Guapa chica de lentes’ y el ‘Gordito preguntón’. ‘Ahora vamos a estudiar dos novelas clásicas del género policial ambientadas en Lima’, expuso el maestro.

LORETO (2014): Tremenda novela corta de Fernando Ampuero. El escritor y periodista la describe como ‘una historia de amor y guerra’. La trama nos traslada al Callao, donde se libra una guerra fratricida entre las pandillas de dos barrios: los de ‘Loreto’, jirón vecino a los Barracones, y los de ‘Castilla’, ubicado en el tradicional centro histórico. ‘Chito’, líder de la pandilla de ‘Loreto’, asesinó a los 17 años a un muchacho solo porque miraba demasiado a su guapa hermana ‘Laurita’, y acepta que esta se haga novia de ‘Kike’, un funcionario corrupto del gobierno regional y con él conforman una alianza siniestra para el cobro de cupos, planillas fantasmas y sicariato.

Una novela que más parecía la realidad cotidiana del primer puerto durante el gobierno de Chim Pum Callao. Fue escrita antes que varios de estos ‘Kikes’, altos funcionarios públicos rateros y sinvergüenzas, fueran descubiertos y estén en la cárcel o prófugos.

LOS HIJOS DEL ORDEN (1973): Esta obra, escrita por Luis Urteaga Cabrera, está calificada como ‘la novela más violenta de la literatura peruana’. Siendo estudiante de primer año de Medicina, Cabrera fue enviado al reformatorio de ‘Maranguita’ para hacer entrevistas a los internos. Reticentes al principio, los muchachos le cuentan por decenas de horas las más escalofriantes historias de sus terribles vidas, no solo antes de recalar en el reformatorio, sino también lo que vivieron dentro de la institución.

La novela fue premiada en Argentina teniendo como jurado al gran novelista uruguayo Juan Carlos Onetti. Escritor de culto y misterioso, Urteaga Cabrera solo reapareció en público para la reedición de la novela cuarenta años después’. Al terminar, los muchachos salieron volando al jirón Quilca a buscar los libros”. Pucha, ese señor ‘El Sonámbulo’ es un maestro. Me voy, cuídense. 

Cargando siguiente contenido

Portada