Supera los fracasos

La Seño María y el fotógrafo Gary hablan que en la vida siempre nos vamos a tropezar con obstáculos, unos más difíciles que otros, pero debemos levantarnos y superarlos

decepción amorosa

Para superar el mal de amores se debe pedir ayuda profesional

Supera los fracasos y levántate para seguir luchando

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un rico estofado de res con pasas, arvejitas, papa arenosa, arrocito blanco bien graneado y, para la sed, una jarrita de agüita de cocona fresquecita.

“María, en la vida siempre nos vamos a tropezar con obstáculos, unos más difíciles que otros. De algunos saldremos victoriosos, pero los fracasos son inevitables y también nos tocará caer. El secreto está en saber reponerse y levantarse para seguir luchando. No puedes tirar la toalla si no conseguiste el trabajo que tanto deseabas o si no ingresaste a la universidad, por ejemplo. Algunos consejos de los expertos para superar los fracasos y salir más fuertes de ellos:

Si fracasaste, acéptalo. Nada ganas negando ese hecho. Tampoco es el fin del mundo. Debes detenerte a pensar sobre lo que ocurrió y luego continuar. Las derrotas no le quitan valor a una persona, al contrario, le dan más experiencia. Es parte del aprendizaje.

Aprende de tus caídas. Mira hacia atrás, pero no para criticarte o lamentarte, sino para que recuerdes cómo es que saliste adelante cuando te fue mal. Piensa bien en qué cambiaste y cómo esa experiencia te hizo más fuerte. Ten presente que si antes superaste un tropiezo, entonces podrás volver a hacerlo.

Aprende de otros. Debes tener la seguridad de que todos los demás alguna vez fracasaron, pues las personas no somos perfectas, así que fíjate en aquellos que lograron grandes cosas, pues tuvieron que superar situaciones difíciles para conseguirlo. Eso te ayudará a superar tus problemas.

No tengas miedo en volver a intentarlo. No dejes que el temor de tu última mala experiencia te impida hacer realidad tus sueños. Aprende de tus errores.

Concéntrate en tus objetivos. Lo que no puedes hacer jamás, al emprender un proyecto, es estar pensando siempre que no funcionará o que te irá mal. Si lo crees así, pues entonces fallarás. Debes tener una visión optimista y trabajar duro por tus metas.

Elabora un plan a seguir. Esboza una estrategia de cómo lograr tus objetivos, un plan básico que guíe tus esfuerzos. Plantéate metas a corto y mediano plazo y cada mañana repítelas frente a un espejo.

Prepárate, lee. Actualiza tus conocimientos de forma constante, pues de lo contrario te quedarás atrás y serás superado por los demás. Mientras más información tengas, estarás mejor preparado para vencer.

Olvídate de lo que piensan los demás. Deja de escuchar las palabras negativas de otros. Siempre te dirán que no puedes hacer algo, o que tu idea no se puede llevar a cabo”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

Ir a portada