Es muy importante pasar el tiempo en familia.
Es muy importante pasar el tiempo en familia.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una chuleta de chancho frita con arroz graneadito, papa nativa sancochada y, para tomar, un emoliente calientito. “María, por estos días los peruanos estamos tensionados, preocupados. Es importante para la salud no dejarse absorber por el torbellino de sucesos diarios y darse un respiro cuando se tiene un tiempo libre.

Estos momentos pueden ser productivos cuando se aprovechan para realizar actividades en familia sin imponer los horarios tan exigentes del trabajo o el colegio. La mejor manera de descansar no significa estar sin hacer nada, sino realizar actividades distintas de las habituales que nos den satisfacción y que sean provechosas para nosotros y los demás. Algunos consejos para pasar tiempo de calidad con los seres queridos:

Practicar deporte. La actividad física siempre es una excelente idea. Debe hacerse de forma constante y, cuando se tiene tiempo libre, se puede dedicarle más tiempo o aprender algún deporte nuevo.

Ayudar en casa. Dar una mano con los quehaceres del hogar debe ser un hábito diario, pero cuando se dispone de más tiempo se pueden realizar reparaciones y labores de limpieza especiales.

Jugar en casa o al aire libre. Los padres pueden hacer juegos teniendo en cuenta las edades de los miembros del hogar. Estos momentos de diversión pueden ser inolvidables.

Hacer visitas culturales. Como ir a museos o exposiones, aunque en estos tiempos no hace falta salir de casa. Hay muchos museos y otras instituciones que brindan visitas por internet bastante divertidas y educativas.

Ayudar a los demás. Esta es una de las actividades más loables que se pueden hacer en el tiempo libre. Dar la mano al prójimo es muy gratificante y nos hace mejores personas.

Actividades de larga duración. En el tiempo libre se puede aprender mucho. Por ejemplo, comenzar a estudiar otro idioma.

Disfrutar las comidas en familia. Cuando se trabaja, muchas veces los horarios impiden a toda la familia comer junta. En el tiempo libre padres e hijos pueden desayunar, almorzar y cenar.

Ver películas o series. Esta es otra excusa perfecta para que padres e hijos pasen tiempo juntos. Permite que comenten sobre aspectos o situaciones de la película. Es importante no excederse con esta actividad, pues impide la conversación, fomenta la pasividad y limita el desarrollo de la creatividad”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: