Viajes escolares
Viajes escolares

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por una cachemita frita con yuca sancochada, arrocito blanco, sarsa criolla y, para tomar, chicha morada fría. “María, quedan un par de semanas para que se acabe el año escolar. En estos momentos miles de papitos están en todos los ajetreos para las fiestas de graduación de sus hijos en primaria y secundaria.

MIRA: Calles peligrosas

El otro día estuve en Gamarra y vi que las mamitas pugnaban por comprar el vestido más bonito y pomposo para sus hijitas, que hacen promoción. También los niñitos se probaban los ternos, zapatos y camisas. Otro asunto es el alquiler de locales de fiestas, bufé, animación y hasta togas y birretes. Ya forma parte de la tradición. Se da en los colegios ‘pitucos’ y en planteles modestos de los conos. Todo para que ese momento quede grabado para la posteridad.

Parece que no hubiera crisis económica porque los padres hacen hasta lo imposible a fin de engreír a sus ‘chuckys’. En mi época eso no había. Los escolares hacíamos nuestros tonos en alguna casa y nada más. No sé de dónde salió eso de la ‘fiesta de promoción’ con animador, entrega de diplomas, bufé y todas esas cosas. Bueno, si los papás lo desean, está bien. Todo sea para que los pequeños la pasen bien.

Con lo que sí deben tener mucho cuidado son los viajes de promoción fuera o dentro del país. Antes de aprobar una actividad de esas hay que pensarlo mucho. Lo ideal es que los chicos no vayan solos, sino acompañados de sus papás. Ni siquiera dejarlos al cuidado de los profesores o tutores. No hay mejor guardián que los mismos papitos. Otro asunto es el lugar elegido. Yo tiemblo de solo acudir a escenarios poco seguros, como ríos o lagos. También a la hora de elegir el medio de transporte. Por eso, como digo, este asunto debe ser muy bien pensado por los padres y las autoridades del colegio, que son las que dan la orden.

  • No dejes que tus hijos vayan solos a un viaje. Si quieres que vaya, acompáñalo. Será mejor. No creas en eso de que el menor necesita su ‘espacio’. Mientras no sean adultos son tu responsabilidad.
  • Contrata empresas de prestigio y formales para el transporte, ya sea por tierra o por aire. Asimismo, si has elegido alguna agencia de turismo. No vaya a ser que los estafen, como ha ocurrido muchas veces.
  • Para el viaje, es mejor escoger lugares seguros, que no impliquen peligro para los niños. Si quieres actividades de aventura, anda solo con adultos.
  • Viaje con un fondo de emergencia por si pasa algo inesperado, como que los coja un temporal o cierren el aeropuerto. Una tarjeta de crédito es vital para viajes fuera del país.
  • Si tu hijo o tú mismo están con síntomas de alguna enfermedad, es preferible que no viajen. No solo porque pueden contagiar a los demás, sino porque podrían empeorar lejos de casa”. Hay que tener cuidado con los niños. Me voy, cuídense.

TE PUEDE INTERESAR: