Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Los niños y la lectura

Esta vez la Seño María y el fotógrafo Gary conversaron sobre la importancia de la lectura en nuestros niños.

Seño María

Sigue estos consejos para inculcarle a tus hijos el buen hábito de la lectura.

Sigue estos consejos para inculcarle a tus hijos el buen hábito de la lectura.

Más sobre:

Seño María

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un sudado de cachema con arrocito blanco, una rodaja de rocoto, juguito de limón y, para tomar, una chicha morada al tiempo. “María, cada día hay más violencia en casas y calles. Algunos culpan a la Internet y las redes sociales, pero creo que hay que tener cabeza fría para analizar las razones. Una de las causas podría ser la cantidad de ‘hogares rotos’, donde hay ausencia de padre, madre o referentes (tíos o abuelos) que sean buenos ejemplos. Una excelente manera de lograr que los chicos se interesen en cosas buenas y no pierdan el tiempo, es inculcarles desde pequeños el hábito y el amor por la lectura.

Esto es de gran importancia porque, entre otros beneficios, potencia la imaginación, ayuda al niño a aprender, a divertirse solo y favorece su capacidad de concentración. Hoy, muchos chicos repiten que se aburren y sus padres les dan el celular o una tablet. Ya los expertos han dicho que es malo que pasen tanto tiempo frente a las ‘pantallas electrónicas’. Es como una adicción. Si los muchachos tuvieran gusto por la lectura, jamás se aburrirían con un libro. Aquí algunos consejos de los expertos para lograr que los niños adquieran el gusto por la lectura:

- Deben elegir libremente. Los niños tienen capacidad crítica, por lo que se debe dejar que ellos mismos seleccionen los libros que van a leer de acuerdo a su edad.

- Ver la lectura como un juego. Se debe enseñar la cara amable y lúdica de los libros y dejar que el niño acceda al mundo de la lectura por su propia voluntad. Debe ser un acto placentero.

- Busca espacios agradables. Hay que elegir lugares que alimenten la imaginación. Las bibliotecas son un buen espacio para leer, estudiar. Pero también están los parques y otros espacios abiertos, y si es en compañía de los padres, mejor.

- Establecer una rutina diaria.
Puede ser antes de ir a dormir o después del lonche.

- Mostrar interés por las lecturas de los hijos. Hay que poner atención a los títulos, personajes y géneros favoritos de los chicos.

- Animarlo a escribir sus propias historias.
Cuando se lee, la imaginación se dispara, y la mejor forma de dar salida a esta creatividad es motivar al niño a escribir.

- Enseñar con el ejemplo. Los primeros modelos a seguir de los niños son sus padres”. Pucha, Gary tiene mucha razón. Me voy, cuídense.

Te puede interesar

¡AMPAY CON BESITO!
Matan 2 asaltantes de bancos
¡CAYÓ EL MONSTRUO!
¡BASTA YA!
Cargando siguiente contenido

Portada