Julio Ramón Ribeyro: Frases más populares del escritor, a 23 años de su fallecimiento

Hoy se cumplen 23 años de la muerte de  Julio Ramón Ribeyro y recordamos sus famosas frases.

Julio Ramón Ribeyro

Julio Ramón Ribeyro

Julio Ramón Ribeyro

El escritor peruano Julio Ramón Ribeyro fue uno de los mejores cuentistas de la literatura latinoamericana y una destacada figura de la ‘Generación del 50’ en el Perú, a la que también pertenecen Mario Vargas Llosa, Enrique Congrains Martin y Carlos Eduardo Zavaleta.

Autor de historias como ‘Los gallinazos sin plumas’ y
‘Solo para fumadores’, Julio Ramón Ribeyro dejó de existir el 4 de diciembre de 1994, luego de una prolongada lucha contra el cáncer. El año de su muerte ganó el reconocido Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo.

Estas son sus frases más célebres:

* “Una persona sin amigos corre el riesgo de no llegar jamás a conocerse”.

* “En cada lector futuro, el escritor renace”.

* “Ser el eterno forastero, el eterno aprendiz, el eterno postulante: he allí una forma para ser feliz”.

* “Entrar en una discusión es admitir por anticipado que tu contrincante puede tener la razón”.

* “Un amigo es alguien que conoce la canción de tu corazón y puede cantarla cuando a ti ya se te ha olvidado la letra”.

* “Donde empieza la felicidad, empieza el silencio”.

* “¿Por qué escribo? Para crear, sin otro recurso que las palabras, algo que sea bello y duradero”.

* “El gran error de la naturaleza humana es adaptarse. La verdadera felicidad está construida por un perpetuo estado de iniciación, de entusiasmo constante”.


* “Nada me impresiona más que los hombres que lloran. Nuestra cobardía nos ha hecho considerar el llanto como cosa de mujercitas. Cuando solo lloran los valientes: por ejemplo, los héroes de Homero”.

* “Es necesario dotar a todo niño de una casa. Un lugar que, aun perdido, pueda más tarde servirle de refugio y recorrer con la imaginación buscando su alcoba, sus juegos, sus fantasmas”.

* “Empieza a sobrarme un poco de pasado. Ya no sé dónde meterlo ni qué hacer con él. Eso quiere decir que me estoy volviendo viejo”.

* “Cada escritor tiene la cara de su obra”.

REGRESAR AL INICIO DE TROME

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.