’ fue, sin duda, una de las series de habla hispana más exitosas de la historia de la televisión y pese a que llegó a su fin hace ya varios años, siguen saliendo a la luz como las rivalidades que nacieron dentro del elenco encabezado por .

Estos conflictos en la interna de ‘El Chavo del 8’ ocasionaron la salida de como , Ramón Valdés ‘Don Ramón’ y . Pero, ¿qué los habrían originado?

Algunos medios mexicanos aseguran que todo comenzó en 1972 con el comienzo de la relación romántica entre Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ y , a quien algunos exintegrantes del elenco la han catalogado de “ambiciosa” y “manipuladora”.

Otros fueron más allá y señalaron que Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ sentía celos de Carlos Villagrán ya que su caracterización de ‘Quico’ había logrado eclipsar a la que él hacía de ‘El Chavo del 8’, según advirtió el propio actor en un documental sobre el recordado programa.

A esto podría sumarse la supuesta sensación de inseguridad del creador de ‘El Chavo del 8’ debido a la antigua relación que mantuvieron Carlos Villagrán y Florinda Meza. Pero ‘Quico’ solo sería el primero de los personajes que tendrían una abrupta salida de la querida vecindad.

El mayor problema entre estos actores fue cuando Carlos Villagrán quiso adjudicarse la autoría de ‘Quico’ –un derecho que claramente le pertenecía a Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’–, desatando una que duraría varios años en los tribunales de .

Afortunadamente, este lío judicial terminó a favor de Carlos Villagrán gracias a un par de cambios mínimos en el vestuario del icónico personaje y en el nombre del ahora rebautizado como ‘Kiko’. Esto le permitió al actor a hacer una carrera en el mundo del entretenimiento con su circo y presentaciones en vivo.

Algo similar sucedió con María Antonieta de las Nieves quien, con la venia de Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’, continuó interpretando a ‘La Chilindrina’ en otros programas pese a que ‘El Chavo del 8’ ya había culminado. Todo parecía ir sin problemas hasta que llegó 1995.

En dicho año y aprovechando que Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ había olvidado renovar los títulos de propiedad de sus personajes, María Antonieta de las Nieves registró a ‘La Chilindrina’ como creación suya y continuó con su carrera en la televisión y con sus apariciones en varias partes del mundo.

Fue así que en 2002, cuando el hijo de Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ fue a renovar los derechos de autor de los personajes creados por su padre, se topó con esta sorpresa y comenzó una nueva batalla legal, que se extendería hasta 2005.

Pese a que María Antonieta de las Nieves y Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ hicieron las pases unos años después, los problemas continuaron y en 2010 el creador de ‘El Chavo del 8’ volvió a demandar a la actriz, esta vez por uso indebido del personaje.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas