Si el perro es asustadizo, no se acerca o parece muy enfermo, lo mejor es pedir ayuda especializada. (Foto: Pixabay)
Si el perro es asustadizo, no se acerca o parece muy enfermo, lo mejor es pedir ayuda especializada. (Foto: Pixabay)

Hay pequeñas acciones que pueden cambiar radicalmente la vida de un animal, una de ellas es decidir adoptar o ocuparse temporalmente de un abandonado hasta que se le encuentre un nuevo hogar o convertirlo en miembro de la familia.

Si está en tus planes ayudar a uno que está en la calle o en un lugar donde es maltratado, es importante seguir ciertas recomendaciones para no afectarlo al acercarte, pues lo más probable es que esté asustado. ¿Estás pensando en un amigo de cuatro patas?

MÁS INFORMACIÓN | Las razones por las que un perro llora mientras duerme

1. Sácalo del lugar donde se encuentra

Debes acércate a él poco a poco y con cuidado; evitando los movimientos repentinos y dejando que el perrito se acostumbre a ti. Utiliza un tono de voz suave, ofrécele comida o estira tu mano para que la olfatee. Si se encuentra en peligro en una vía muy transitada, pide ayuda para proteger al animal de los carros. Cuando lo tengas cerca y notes que el perro está tranquilo, puedes intentar con precaución acariciarle y sujetarle. Los especialistas de Gabrica aconsejan utilizar un collar, un bozal, o una manta para envolverlo y sujétalo bien para evitar mordeduras.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo eliminar los pelos de tu mascota de la ropa y muebles de manera sencilla

Si el perro está herido, enfermo o muestra signos de agresividad, es mejor quedarse cerca y llamar a las autoridades para que vengan a recogerlo. Si requieres proporcionarle los primeros auxilios es importante que sepas cómo hacerlo para evitar hacerle daño.

2. Llévalo contigo

La mejor opción es llevarlo contigo a casa, mientras encuentras un hogar definitivo para la mascota. La mayoría de refugios enfrentan sobre población, falta de recursos, y difícilmente podrán cuidarlo o recibirlo. ¡Si puedes adoptarlo sería genial!

3. Suminístrale comida

Al llegar a casa, protégelo del frío o del calor, improvisa una cama para su descanso; lo puedes hacer con una cobija o con sábanas viejas. Consigue alimento para perros, sino puedes, cómprale temporalmente comida casera como pollo y arroz sin usar ningún aceite o sal.

4. Llévalo al veterinario

Ya cuando este todo en calma, llévalo al veterinario para que lo revisen. El no tener dinero para la consulta veterinaria no es excusa para omitir esta visita, ya que puedes pedir colaboración de los veterinarios, amigos o familiares; o porque no, de las personas en redes sociales. Aprovecha la consulta para averiguar el esquema de vacunación, desparasitación, peso, tamaño, edad aproximada y cualquier enfermedad que pueda tener el animal.

5. Intenta buscar a su familia

No todo animal que encuentres en la calle fue abandonado, puede suceder que se haya perdido de su familia, y por descuido de sus dueños al no tenerle placa o chip, no haya podido regresar con ellos. Puedes publicar sus fotos en redes sociales, contar a los vecinos de dónde lo encontraste y preguntar si de pronto alguien extravió su mascota. Si pasa el tiempo y no encuentras a sus propietarios y tu solo puedes brindarle un hogar de paso, lo más apropiado es contactar alguna organización protectora de animales para que te asesore en el proceso de buscarle un hogar responsable.

6. Compromiso de esterilización

Haber rescatado el perro del abandono resuelve un problema, pero podemos evitar muchos más si entregamos la mascota ya esterilizada. El procedimiento evita que tenga futuras crías que no vayan a encontrar un hogar y estén abandonadas en el futuro, y disminuye el riesgo de enfermedades. Actualmente existen constantes campañas gratuitas que realizan este procedimiento.

7. Adopción responsable

Debes saber muy bien a quién le das el perro en adopción, no cualquier persona se puede hacerse cargo de la mascota responsablemente. Mucha gente puede ver adorable a un animal y adoptarlo por impulso y emoción, sin darse cuenta que un animal es una responsabilidad a largo plazo. Garantiza que la mascota no vuelva a sufrir malos tratos en un futuro. De tal manera, te invitamos a que seas parte del grupo de personas apasionadas por los animales; y así podrás enseñar a otros cómo ayudar a un perro callejero.