Estos trucos caseros dejarán el vidrio de la puerta del horno como un espejo y sin rastro de grasa. (Foto: Mike Gattorna / Pixabay )
Estos trucos caseros dejarán el vidrio de la puerta del horno como un espejo y sin rastro de grasa. (Foto: Mike Gattorna / Pixabay )

¿Quieres que vuelva a brillar como nueva? La puerta del horno suele acumular gran cantidad de grasa y, en algunas ocasiones, sacarla resulta una misión imposible en la cocina; sin embargo, hay que se convierten en grandes aliados de la limpieza y aseguran que quedará impecable.

MÁS INFORMACIÓN | Cómo limpiar una plancha quemada con remedios caseros

Trucos de limpieza

Bicarbonato de sodio

  • Mezclar agua y bicarbonato hasta obtener una pasta. Aplicarla por toda la puerta para limpiar el cristal interior y exterior del horno.
  • Dejar actuar durante veinte minutos antes de frotar con una esponja para eliminar todas las manchas.

Vinagre

  • En un pulverizador o aerosol verter 1/3 de vinagre blanco y 2/3 de agua tibia o caliente.
  • Rociar esta fórmula por toda la superficie del cristal.
  • Dejar actuar de 15 a 30 minutos.
  • Con la ayuda de una esponja o paño limpio hay que retirar toda la suciedad y grasa del cristal y del resto de la puerta.

Limón

  • Exprimir un par de limones y poner el zumo en un recipiente.
  • Introducirlo en el horno y esperar que caliente a 200° durante unos 20 minutos.
  • Pasado el tiempo dejarlo enfriar y usar esa preparación para limpiar el interior y exterior del horno.

Sal

  • Para limpiar el horno con este producto hay que colocar 250 gramos de sal en medio litro de agua.
  • Pulverizarlo sobre el horno y dejarlo actuar por unos 25 minutos.
  • Limpiar el horno con agua y jabón.

Si bien estos trucos o ayudarán a quitar toda la grasa de la puerta del horno, un gran consejo es limpiar el cristal interior y exterior cada vez que lo utilices. Además, es bueno dejarla abierta durante un rato luego que se termine de cocinar para que el aire limpio penetre y no se acumulen malos olores.