La tabla de picar puede convertirse en un foco de bacterias cuando no se limpia de la forma adecuada. (Foto: Pexels)
La tabla de picar puede convertirse en un foco de bacterias cuando no se limpia de la forma adecuada. (Foto: Pexels)

Hay más de una tarea de limpieza en la cocina que uno preferiría que no existieran. Per sí hay una que se debe hacer con regularidad: lavar y desinfectar la tabla de picar. Esto debido a que este utensilio puede convertirse en un foco de bacterias que pueden poner en riesgo la familia de nuestra familia. A continuación unos para hacerlo adecuadamente. Toma nota.

MÁS INFORMACIÓN | Cómo destapar los quemadores de la estufa de forma sencilla y segura

La tabla de cortar es un elemento imprescindible en la cocina del hogar. Brinda una superficie firme y segura para manipular insumos como la carne, el pescado o las verduras. Sin embargo, hace algún tiempo se determinó que puede convertirse en un utensilio de cocina peligroso para la salud. Según su uso puede convertirse en un foco de bacterias cuando no se lava y desinfecta de la forma correcta.

Vinagre blanco

El vinagre blanco está considerado como uno de los productos desinfectantes ecológicos más eficaces que podemos hallar en el mercado. Este no afecta las fibras de madera de la superficie de la tabla de picar. Esto es muy importante para evitar que se deteriore y se alargue su tiempo de vida. Además, sus compuestos ácidos pueden combatir bacterias comunes como la E. coli, Salmonella y Staphylococcus.

  • Primero, limpia la superficie de la tabla, rocíala con vinagre blanco y déjalo actuar 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuágala como de costumbre y déjala secar.

Jugo de limón

El jugo de limón fresco cuenta con sustancias antimicrobianas y antifúngicas. Estas impiden la formación de hongos y bacterias sobre la superficie de la tabla de cortar. También actúa como un desodorante natural. Es idóneo para neutralizar los olores fuertes que quedan al manipular ingredientes como el ajo y la cebolla.

  • Corta una rodaja de limón y frótala sobre la superficie de la tabla por un par de minutos.
  • Después, déjalo secar al aire libre sin enjuagar.
  • Otra opción consiste en rociarla con el jugo, y dejar que este se absorba durante 15 minutos.
  • Luego, se enjuaga con agua y un poco de lavavajillas.

Sal gruesa

La sal gruesa es un insumo de la cocina que tiene un sinfín de aplicaciones, no solo para condimentar los alimentos. Tiene compuestos bactericidas y antimicóticos que facilitan la limpieza y desinfección de algunas superficies como la de la tabla de cortar. ¿Cómo la aplicamos? Aquí te lo contamos.

  • Tras limpiar un poco la tabla de picar, rocíala con una cantidad abundante de sal. Después, frótala con la ayuda de una esponja.
  • A continuación, deja que actúe 20 minutos y quita los excesos con un paño suave.
  • Finalmente combina la sal con un poco de jugo de limón. Realiza el mismo procedimiento.