La acumulación de jabón, shampoo y otros productos deja una capa de sarro en la bañera que es fácil de quitar con trucos caseros. (Foto: Mikes-Photography  / Pixabay)
La acumulación de jabón, shampoo y otros productos deja una capa de sarro en la bañera que es fácil de quitar con trucos caseros. (Foto: Mikes-Photography / Pixabay)

Toma nota y prepara los utensilios que necesitarás para la limpieza. Una de las tareas más complicadas a la hora de mantener la limpieza del hogar es que la bañera o tiña no pierda su característico color blanco y que luzca siempre impecable. Si bien para esto existen diversos productos, no hay nada más efectivo y simple que los .

MÁS INFORMACIÓN | Conoce cómo dejar brillantes los pisos de cerámica utilizando remedios caseros

Si la misión es blanquear tu bañera para tomar un baño relajante, ten en cuenta estas opciones y pon manos a la obra.

Bicarbonato de sodio

Este producto es un indispensable para acabar con la suciedad y está presente en diversos . Mira el paso a paso que desde ‘Ok Diario’.

  • Mezclar en un recipiente bicarbonato de sodio y agua hasta formar una pasta consistente.
  • Aplicar sobre las manchas con una paleta de plástico, de esta forma no dañarás el esmalte del resto de la bañera.
  • Dejar que la mezcla actúe sobre las manchas durante, al menos, 30 minutos.
  • Pasado el tiempo frotar suavemente con una esponja de espuma para retirar la mezcla.
  • Limpiar la bañera como lo haces habitualmente para terminar de eliminar las manchas.

Agua oxigenada

Este es un blanqueador muy efectivo para eliminar manchas en la bañera.

  • Rociar con agua oxigenada las partes que estén amarillas dentro de la bañera.
  • Dejar actuar unos 30 minutos aproximadamente.
  • Echar agua tibia sobre la superficie.
  • Limpiar la bañera con los productos que suelas usar.

Vinagre

Es muy efectivo como limpiador y común en la despensa de los hogares. Aprende a usarlo para sacar las manchas amarillas y de cal.

  • Echar bicarbonato por todas las manchas de la bañera.
  • Rociar por encima con el vinagre y dejar reposar media hora.
  • Frotar con un cepillito o esponja.
  • Aclarar con abundante agua para eliminar los restos que puedan quedar.
  • Limpiar la bañera como lo haces habitualmente.

Limón y sal

Ambos productos suelen estar presentes en la cocina y son de gran utilidad para labores de limpieza.

  • Mezclar la sal con el jugo de un limón hasta que puedas crear una pasta.
  • Aplicar en las zonas afectadas y dejar actuar durante algunos minutos.
  • Frotar con un paño suave para no dañar el resto del esmalte.
  • Enjuagar con abundante agua.