Algunos juegos de mesa, como el ajedrez, se han convertido en pasatiempos que resultan estimulantes para nuestra inteligencia (Foto: Pixabay)
Algunos juegos de mesa, como el ajedrez, se han convertido en pasatiempos que resultan estimulantes para nuestra inteligencia (Foto: Pixabay)

Potenciar nuestra y estimular nuestra deben ser dos de las preocupaciones que más acaparan nuestra atención en diferentes etapas de nuestras vidas.

MÁS INFORMACIÓN: Inteligencia colaborativa, ¿en qué consiste y cómo se desarrolla?

Y aunque no resulta extraño que siendo adultos continuemos en la búsqueda de diferentes caminos y opciones que nos ayuden a acercarnos a ese objetivo, en el Ministerio de Salud (Minsa) recomiendan promover y estimular el juego en el desarrollo de los niños.

Según la autoridad rectora en el sector salud, el juego no solo ayuda a desarrollar las funciones psíquicas, también contribuye en el desarrollo de la percepción sensorial, el lenguaje, la memoria y la destreza motora, que resultan muy importantes para el aprendizaje de los seres humanos.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Trabajas desde tu casa y te distraes mucho? Tips para mantenerte enfocado y elevar tu productividad

Además, el juego ayuda a estimular la superación personal, fortalece la autoconfianza y permite interiorizar las normas y pautas de comportamiento social, en tanto que también es la base de toda actividad creativa, debido a que estimula la imaginación.

En ese sentido, el Minsa recomienda que los padres de familia compren juguetes que vayan de acuerdo con la edad de sus hijos para que tengan beneficios positivos en su desarrollo psicomotriz.

Estimular los juegos en los niños tiene enormes beneficios que se llegan a percibir en la adultez (Foto: Pixabay)
Estimular los juegos en los niños tiene enormes beneficios que se llegan a percibir en la adultez (Foto: Pixabay)

Bajo esa consideración sugieren que para los niños de 0 a un año de edad se adquieran bloques grandes de madera, sonajeros, maracas u objetos brillantes. Para los de 1 a 2 años recomiendan muñecos sólidos y resistentes, juguetes apilables, bloques de figuras geométricas.

Para los niños de 2 a 5 años sugieren libros de historias cortas, lápices de colores, pinturas no tóxicas para los dedos o rompecabezas simples con piezas grandes; para los de 5 a 9 años recomiendan títeres, pelotas, trenes eléctricos, juegos de mesa; mientras que para los de 10 a 14 años proponen juegos de mesa y juegos de tableros, colecciones y pasatiempos, equipos deportivos.

ETAPA ADULTA

Pero debido a que la productividad y el desarrollo de la inteligencia no son propios de una edad, y tomando en cuenta –como señalan en EsSalud– que “el envejecimiento puede afectar la capacidad cognitiva y la calidad de vida de nuestros adultos mayores”, desde muchos frentes recomiendan continuar con la estimulación recibida desde niños.

¿Cómo? Según el documento “Vive el envejecimiento activo”, elaborado por la fundación española La Caixa, con apoyo del Instituto de Sociología y Psicología Aplicadas (ISPA), “los pasatiempos, juegos de mesa y ejercicios cognitivos son una excelente forma de mantener y potenciar la actividad mental y de potenciar la participación social”.

Pero también sostienen que es importante saber que el juego solo se considerará como una actividad saludable siempre que quien participe “le dedique momentos concretos de su vida cotidiana, sin descuidar nunca obligaciones u otros hábitos saludables, y lo perciba como una posibilidad más del conjunto de actividades sociales, recreativas y, en definitiva, de estilo de vida saludable que existen”.

PASATIEMPOS RECOMENDADOS

Según las investigaciones de La Caixa y el ISPA, entre los ejercicios, actividades y pasatiempos recomendados para la estimulación de la capacidad cognitiva se pueden mencionar:

1. Juegos de mesa

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Investigación de la Industria del Juguete (AIJU), la práctica de juegos de mesa aporta numerosos beneficios para la salud física, mental y afectiva de las personas mayores.

En ese sentido recomiendan la práctica de juegos como el ‘scrabble’ o juego de palabras, ajedrez, damas, ludo, dominó o cartas.

Los juegos de palabras o ‘scrabble’ también son recomendables (Foto: Pixabay)
Los juegos de palabras o ‘scrabble’ también son recomendables (Foto: Pixabay)

2. Sudoku

Un pasatiempo que tiene como protagonistas a los números.

Sudoku (Foto: Pixabay)
Sudoku (Foto: Pixabay)

3. Sopa de letras o pupiletras

Consiste en descubrir un número determinado de palabras que están relacionadas con un mismo tema.

4. Crucigramas

Ideales para estimular la flexibilidad mental por asociación de ideas entre definición y palabra.

Pero, no son los únicos. También hay quienes recomiendan cosas tan cotidianas que se pueden realizar sin una planificación tan sesuda como:

- Caminar

- Ejercicios de estiramiento

- Practicar deportes

- Escribir

- Bailar

- Escuchar música

- Tejer

Tejer (Foto: Pixabay)
Tejer (Foto: Pixabay)

- Yoga

- Tocar instrumentos musicales

Mientras que el Lego también se ha convertido en una opción de juego entretenido y educativo desde casa, siendo uno de los pasatiempos que más ha sido aprovechado en el aislamiento.