El 23 de marzo se celebra el Día Nacional del Cachorro. (Foto: Pexels)
El 23 de marzo se celebra el Día Nacional del Cachorro. (Foto: Pexels)

El 23 de marzo se celebra el Día Nacional del Cachorro 2021 (National Puppy Day). Estos amigos de cuatro patas fueron de gran compañía durante la pandemia y en tiempos de distanciamiento social. Sin embargo, tener un perro no se trata solo de disfrute. Estos son los siguientes trucos que podrían ayudarte:

MÁS INFORMACIÓN: Qué frutas cítricas le puedo dar a mi perro este verano

1. Sé consistente con tu cachorro

Es fundamental con cualquier tipo de entrenamiento de obediencia. Cada vez que tu cachorro obedezca tus órdenes o haga algo deseable, recompénsalo con elogios y un premio ocasional: este estímulo que por lo general son galletas hará que sepa con rapidez lo que está haciendo bien.

Cuando haga algo indeseable dile un “no” fuerte y firme. Atraparlo en el acto y corregir el comportamiento de inmediato es la mejor manera de mostrarle la diferencia entre lo bueno y lo malo. Como en esta ocasión no habrá premio; será más sencillo para él saber que su acto no fue adecuado.

2. Redirige el comportamiento inapropiado

Llama la atención de tu cachorro cuando haga algo inapropiado. Puedes usar un “alto” fuerte y firme. Cuando te mire, enséñale un comportamiento alternativo aceptable o busca la distracción. Por ejemplo, si lo descubres mordiendo algún objeto, llama su atención y dale un juguete para masticar.

3. Elogia el comportamiento correcto

Cuando cambie su atención al juguete para masticar, elogia su comportamiento. Puede decirle: “¡buen chico!”. Recompénsalo con caricias o un regalo si te corresponde. Los perros son muy inteligentes, por lo que elogiarlo por su buen comportamiento refuerza su intuición y sus buenos modales.

4. Usa premios para recompensarlo

Es una buena idea comenzar el entrenamiento de tu cachorro con unas ricas galletas como recompensa por su buen comportamiento. Con el tiempo, disminuye la cantidad de premios que usas y aumenta la cantidad de elogios verbales y físicos como recompensa. No hay nada mejor que tu cariño.

5. Termina el entrenamiento de forma positiva

Siempre finaliza sus sesiones de entrenamiento de forma positiva. Si tu cachorro no dominaba la orden “quieto” durante esta sesión, regresa a algo que él sepa, como “sentado”. Cuando se siente, dale una recompensa y muchos elogios. Intenta siempre terminar en algo positivo.