Que nadie te diga que no es posible emprender a una edad avanzada. Si grandes empresarios de nuestra historia lo han hecho, ¿por qué tú no?
Que nadie te diga que no es posible emprender a una edad avanzada. Si grandes empresarios de nuestra historia lo han hecho, ¿por qué tú no?

Para los peruanos y personas de toda Latinoamérica, el emprendimiento ha sido una de los caminos para enfrentar la aguda crisis económica que provocó la pandemia COVID-19. Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el año pasado esta parte del mundo fue la más afectada en cuanto a empleo.

MIRA ACÁ | Exministro Ugarte: Países productores de vacunas COVID-19 no están cumpliendo con el mecanismo COVAX Facility

En total, durante el peor momento de la crisis se perdieron unos 15 millones de empleos, lo que llevó a que la región alcanzara los 41 millones de desempleados, cifra récord hasta el momento. A pesar de que los números se están recuperando lentamente, aún queda camino por recorrer.

Y tal como se ha mencionado, una de las formas de mejorar esta situación es a través de la creación de emprendimientos. Pero, ¿qué pasa con los mayores de 50? ¿Tienen las habilidades necesarias para hacerlo?

Muchos creen que no, pero lo cierto es que la historia dice lo contrario. Casos famosos como los del creador de Coca Cola o el de la franquicia de KFC son los más conocidos y pueden servirte de inspiración si ya llegaste a esa edad.

Si tienes 50 o más y quieres crear un nuevo negocio, quizás estos cinco consejos pueden ser de tu interés.

No hagas caso a los que te llaman viejo al emprender

Es cierto. El camino para emprender es mucho más sencillo para las personas más jóvenes. Por un lado, manejan los conocimientos y herramientas más actuales, y por otro, no cargan con los prejuicios que tiene una persona de mayor edad que quiere iniciar un nuevo negocio.

La sociedad muchas veces es injusta y te critica por intentar cumplir tus sueños luego de cumplir 50 o 60 años. Sin embargo, esas barreras sociales están hechas para romperse, tal y como lo han hecho grandes empresarios de nuestra historia.

Uno de los más aclamados es el creador de la cadena de restaurantes KFC, quien tras cumplir los 62 fundó el primero de sus locales. Otro caso célebre es el del creador de Coca Cola, John Stith Pemberton, quien a la edad de 55 años creó la fórmula de la bebida más aclamada de todos los tiempos.

Nunca es tarde para aprender nuevos conocimientos

Pero así como la edad no es ningún impedimento para emprender, tampoco es un inconveniente para que no puedas aprender nuevas cosas tras los 50. Si bien es cierto que la experiencia es un buen complemento para iniciar nuevos negocios, es importante conocer las nuevas herramientas de emprendimiento.

En este sentido, es relevante instruirse en técnicas avanzadas de venta y marketing, pero también en el uso de las nuevas tecnologías, como lo son las redes sociales y páginas web.

Una de las mejores formas para educarse en el ámbito digital es a través de los cursos que Google ofrece gratuitamente aquí.

Tu experiencia puede pasar a ser tu nuevo emprendimiento

Dependiendo de lo que te hayas dedicado en tu vida, todo el conocimiento que albergas puede dar pie a un emprendimiento en donde tú seas el protagonista. Una de las formas más fáciles de emprender es a través de servicios de consultoría, mentoría.

Por ejemplo, si toda tu vida te has dedicado al negocio bancario, ¿por qué no ofrecer asesoría en cuanto a préstamos o créditos hipotecarios? También, tu experiencia puede servir para ofrecer cursos presenciales o a través de internet, los cuales son muy cotizados por gente más joven.

Invertir en acciones u otros instrumentos financieros también es emprender

Pero crear un nuevo negocio no es la única forma de emprender. También puede hacerlo mediante inversiones en diferentes mercados, como por ejemplo el de acciones o el inmobiliario.

Muchas personas que llegan a los 50 años tienen ahorros destinados a tener una mejor vida tras jubilarse. En vez de dejar tu dinero guardado en el banco, puedes hacerlo crecer mediante las inversiones.

De todas formas, si planeas ingresar a este mundo, te recomendamos que adquieras los conocimientos básicos para hacerlo. Para ello, también existen muchos cursos gratuitos en internet.

Busca la felicidad, no el éxito instantáneo

Por último, y no menos importante, nunca busques convertirte en millonario rápidamente al momento de emprender. Varias personas se obsesionan con alcanzar la prosperidad económica al crear un negocio, pero se olvidan de algo muy relevante.

Ser feliz al hacer lo que a uno le gusta debe ser la principal guía cuando se trata de emprender, especialmente para aquellos que ya pasaron los 50. Muchos de los que están intentando crear su empresa a esa edad ya no quieren depender de nadie más, ya no desean trabajar en algo que no les gusta.

Tal fue el caso de Masako Wakamiya, japonesa que tras haber trabajado toda su vida como empleada en un banco, decidió dar un giro a su vida y a los 60 años se propuso aprender programación. ¿Qué pasó después? A los 81 creó su propia aplicación para iPhone, obteniendo fama mundial por ello.

Casos como el de ella en el mundo son varios. Para que se sigan repitiendo es necesario dejar de lado los prejuicios y atreverse a intentar cosas nuevas sin importar la edad. Y tú, ¿te animas?

TE PUEDE INTERESAR: