La compra de un departamento es una de las decisiones más importantes que tomamos a lo largo de nuestras vidas y, por esa razón, debemos analizar al detalle cada uno de los elementos que en ella intervienen. Aquí te brindamos una lista de los puntos en los que debes poner atención (Foto: Pixabay)
La compra de un departamento es una de las decisiones más importantes que tomamos a lo largo de nuestras vidas y, por esa razón, debemos analizar al detalle cada uno de los elementos que en ella intervienen. Aquí te brindamos una lista de los puntos en los que debes poner atención (Foto: Pixabay)

La compra de un es una meta anhelada por muchos y, por esa razón, la decisión de concretar este paso tan importante, en pareja o no, debe venir acompañada de mucho análisis e información para evitar que el anhelado sueño de la termine generando más problemas que satisfacciones.

MÁS INFORMACIÓN: Ventajas de adquirir una vivienda en planos, construcción o lista

Precisamente, para que la satisfacción se imponga a la desazón, en las siguientes líneas podrás algunas recomendaciones que debes tener en cuenta si entre tus metas próximas figura la adquisición de un departamento.

1. INFÓRMATE Y COMPARA

Para empezar, recaba información sobre todas las modalidades de pago que pueden ayudarte a concretar la compra de tu departamento. Pero, como recomienda en la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), “conoce y compara las tasas de interés de los créditos hipotecarios que se ofrecen en el sistema financiero”.

Para facilitarte esta tarea, el organismo regulador ha habilitado su plataforma , en donde podrás “identificar los precios de los productos financieros –incluidos los créditos hipotecarios– y elegirlos de manera informada”.

2. MANTÉN UN BUEN HISTORIAL CREDITICIO

Tu calificación en las centrales de riesgos será fundamental al solicitar un crédito hipotecario.

Por esa razón, “tan importante como buscar el departamento de tus sueños es conocer tu calificación crediticia” porque así sabrás –como dicen en Edifica– si eres elegible o no para un préstamo y, de acuerdo con la puntualidad de tus pagos o deudas preexistentes, tendrás mayores o menores posibilidades de obtener un crédito hipotecario.

Y, debido a que –según aseguran en Properati– “los bancos analizarán los dos últimos años del historial crediticio del solicitante”, en caso exista alguna deuda con un atraso mayor a seis meses, la SBS te otorgará una calificación negativa en el sistema (riesgo muy alto), con lo que “ningún banco podrá otorgar un crédito hipotecario en al menos dos años”.

Mantener un historial crediticio idóneo será fundamental para obtener mejroes condiciones cuando apliquemos a un crédito hipotecario (Foto: Asbanc)
Mantener un historial crediticio idóneo será fundamental para obtener mejroes condiciones cuando apliquemos a un crédito hipotecario (Foto: Asbanc)

3. UBICACIÓN Y METRAJE

Convertidos en dos de los elementos fundamentales que suelen inclinar la balanza en favor de un proyecto inmobiliario son la ubicación y el metraje. Por esa razón, es importante que analices las ventajas del lugar que elegirás y que priorices tus necesidades para inclinarte un departamento de determinado tamaño y la cantidad de ambientes que te ofrece.

4. FACILIDADES DE PAGO Y CUOTA INICIAL

Aunque algunas inmobiliarias ya lo hacían, con el estallido de la pandemia se volvió más común la opción de pagar la cuota inicial en partes. Con ello, evitas la premura y la preocupación por tener el monto exigido en un lapso corto de tiempo porque –dependiendo del inicio de la construcción del proyecto que elijas– hay inmobiliarias que ofrecen entre seis meses y un año para completar el abono.

Y, casi por regla general se debe contar con un porcentaje mínimo de adelanto, que suele ser de 10%. Aunque, como se señala líneas arriba, con la pandemia muchas empresas inmobiliarias y entidades financieras han empezado a brindar facilidades para el pago de la cuota inicial.

5. REPUTACIÓN DE LA INMOBILIARIA

El sector inmobiliario –al igual que el financiero y el retail– está dentro de los que más quejas y reclamos registra en el Indecopi. Por esa razón y para evitar que la compra de departamento pase a formar parte de esa larga lista de malas experiencias que reportan las empresas constructoras o inmobiliarias, debes tener en cuenta que no solo basta con poner atención en el precio y ubicación de tu predio, también debes poner especial énfasis en la reputación de la empresa inmobiliaria que está detrás del proyecto. Indaga sobre ella en el Internet, busca comentarios de anteriores compradores y consulta la plataforma del Indecopi o acude a la Defensoría del Cliente Inmobiliario (DCI).

Informarse sobre las condiciones que ofrecen las entidades financieras para otorgar un crédito hipotecario y hasta indagar sobre la reputación de la empresa inmobiliaria, será fundamental para no tener inconvenientes durante la compra de un departamento (Foto: Pixabay)
Informarse sobre las condiciones que ofrecen las entidades financieras para otorgar un crédito hipotecario y hasta indagar sobre la reputación de la empresa inmobiliaria, será fundamental para no tener inconvenientes durante la compra de un departamento (Foto: Pixabay)

6. TEN EN CUENTA TU EDAD

Casi por regla general, la edad mínima exigida para otorgarte un crédito hipotecario es de 18 años y la máxima de 65 años. Pero, como dependerá exclusivamente de la entidad financiera que te evalúe, en el caso de Interbank, por ejemplo, para solicitar un Crédito MiVivienda debes tener entre 21 y 72 años, aunque la edad máxima para pagar dicho préstamo es de 80 años, siempre que el saldo deudor a los 72 años no sea mayor a US$12.000 o su equivalente en soles.

7. SIN PROPIEDADES A TU NOMBRE

Para aplicar a cualquiera de las modalidades del programa MiVivienda (tradicional, Verde o Techo Propio), el solicitante del crédito no debe ser propietario o copropietario (cónyuge o conviviente) de otra vivienda, así como tampoco debe haber adquirido (ni tu cónyuge o conviviente) alguna vivienda financiada con recursos del Fondo Mivivienda S.A., del Programa Techo Propio, del Fonavi o del Banco de Materiales, aun cuando actualmente ya no sean propietarios de la misma.

8. INGRESOS Y ANTIGÜEDAD LABORAL

Para otorgar un crédito hipotecario, las entidades financieras suelen requerir ingresos netos mínimos mensuales, sean individuales o conyugales,

Y, dependiendo de la entidad financiera, estos ingresos deben ser superiores a S/800, como en el caso del Banco de la Nación, o a S/1.200 como requieren en el BBVA para sus créditos MiVivienda y MiVivienda Verde.

Según refieren en Aurora Grupo Inmobiliario, al momento de solicitar un crédito hipotecario se suele requerir –como mínimo– un año de antigüedad laboral o también se pueden presentar otros documento que permitan demostrar una continuidad laboral.

9. ¿EN PLANOS O LISTO PARA VIVIR?

La adquisición de un departamento en un proyecto en planos siempre va a suponer un ahorro para el comprador porque el dinero que invierta para adquirir la vivienda será menor con relación al precio de venta que se cotiza cuando el proyecto está en construcción o listo para su entrega inmediata.

10. ARQUITECTURA LÍQUIDA

Además de significar un ahorro en la inversión que realizarás para adquirir tu vivienda, al comprar un proyecto en planos algunas inmobiliarias te ofrecen la posibilidad de realizar algunos cambios en el diseño de la vivienda. Conocido como arquitectura líquida, este concepto permite variaciones en los inmuebles que se adquieren en planos, pero sin afectar su estructura.

Según Giovanni Boldrini, gerente general de Líder Grupo Constructor, la arquitectura líquida permite diseñar un departamento de acuerdo a las necesidades y gustos del cliente, brindando la opción de “contar con dormitorios adicionales, zona de escritorios, salas o comedores más grandes”, aunque también se puede variar los acabados.