Los mejores remedios caseros para limpiar las ollas de aluminio y queden relucientes. (Foto: Pexels)
Los mejores remedios caseros para limpiar las ollas de aluminio y queden relucientes. (Foto: Pexels)

Las ollas de aluminio son alguna de las cosas que olvidamos limpiar a fondo en el hogar. Son muy resistente, pero van perdiendo su brillo con el paso del tiempo, adquiriendo un aspecto opaco. Y te habrás preguntado más de una vez cómo limpiarlas. Aquí te ofrecemos unos .

MÁS INFORMACIÓN | Así puedes quitar el olor a humedad de las toallas de baño

Si tomas en cuenta los siguientes para conservar tus ollas de aluminio de forma regular, lograrás que el metal no se ponga opaco y estará siempre reluciente y en buen estado, como si recién las hubieses comprado. A continuación, los mejores trucos para mantener estos utensilios de cocina.

1. Vinagre, harina y sal

  • Agrega 1 cucharada de sal en 1 taza de vinagre blanco.
  • Añade harina poco a poco mientras remueves para mezclar bien.
  • Vierte esta mezcla sobre las ollas de aluminio con un paño, pero verifica primero que no causa daño en la superficie.
  • Deja actuar 15 minutos, aunque puedes dejarlo hasta 1 hora en las zonas más afectadas.
  • Enjuaga la olla con agua.
  • Para terminar, seca y pule el aluminio con un paño.

2. Bicarbonato sódico y limón

Otro de los remedios caseros para limpiar las ollas de aluminio es limpiarlas frotando con una esponja impregnada con una mezcla de zumo de limón y bicarbonato de sodio para eliminar la suciedad.

También puedes utilizar pasta de dientes, pues contiene peróxido y bicarbonato de sodio. Coloca un poco de pasta de dientes en un trozo de papel seco y frota las ollas de aluminio realizando movimientos circulares hasta que se vayan las manchas acumuladas.

3. Kétchup

  • Cubre el objeto a pulir con una capa fina de kétchup.
  • Deja reposar unos 20 minutos.
  • Frota con un paño suave ejerciendo presión.
  • Enjuaga con agua tibia.
  • Seca y pule la superficie con un paño suave.

4. Ceniza

Si ninguno de estos trucos caseros para lavar las ollas de aluminio funciona, puedes intentarlo utilizando ceniza de la siguiente manera:

  • Limpia las ollas de aluminio cuando estén calientes y húmedas con una esponja de alambre o con un cepillo de dientes.
  • Tras ello, añade 5 cucharadas de ceniza para pulir la superficie. Frota bien por el interior, los bordes y el fondo con cuidado de no rayar el esmalte si lo tuviera.
  • Finalmente, limpia con un paño seco el exceso de ceniza. Si es necesario, puedes repetir el proceso de nuevo para conseguir más brillo.