Así podía ser el #Megalodon.
Así podía ser el #Megalodon.

Este gran depredador de los mares medía aproximadamente 20 metros de longitud, tres veces el tamaño de los , y pesaba 50 toneladas, apareció hace unos 23 millones de años, pero cuándo dejó de nadar por los océanos de la Tierra se convirtió en objeto de controversia.

¿Qué es un Megalodón?

Fue una especie de tiburón blanco gigantesco de ojos de color negro y unas bocas que podían llegar a tener hasta dos metros de largo y hasta 280 dientes enormes con forma de sierra de más de trece centímetros, con una fuerza de mordida de hasta 18 toneladas, con lo que ninguna presa se escapaba de ellos.

Las aletas de estos animales eran enormes y sus también muy largas, lo que le ayudaba a desplazarse mucho más rápido, sobre todo gracias a las pectorales que les servían, junto con su especial cola, para poder impulsarse mejor. Su cola era igual a la del actual tiburón blanco, pero de tamaño mayor, y le ayudaba también a cazar porque gracias a ella podía nadar todavía más rápido.

Para respirar utilizaba las branquias que tenía a los lados y para no ahogarse tenía que estar moviéndose todo el tiempo, ya que sus branquias no podían absorber el oxígeno como sucede con los pulmones humanos. Esto, además de su necesidad urgente de buscar comida durante las 24 horas del día lo convirtieron en una especie que no dejaba de moverse por el océano.

Origen del Megalodón

El Megalodón fue conocido como ‘Carcharocles Megalodón’ que significa ‘diente grande’, una especie extinta de tiburón que vivió aproximadamente entre hace 28 a 1,5 millones de años durante el Cenozoico (de finales del Oligoceno hasta principios del Pleistoceno).

Por su gran tamaño podían cazar cualquier tipo de animal por muy grande que fuese su tamaño. Así, se alimentaban desde de ballenas hasta de tortugas o de otros tipos de tiburones más pequeños. Tenían un gran apetito y estaban todo el día buscando comida con lo que solían vivir solos.

Para cazar su color que les permitía camuflarse era ideal para poder sorprender a sus víctimas ya que eran de una tonalidad blanca y gris. Visto desde abajo, sus presas no conseguían diferenciarlo del agua y visto desde arriba no lo podían observar por la oscuridad que había en los océanos. Así, cogía mucho impulso con su cola y abría la boca para herir a sus víctimas. Después las dejaba morir desangradas y más tarde las devoraba.

Los , especialmente las especies grandes, son organismos altamente móviles con un complejo ciclo vital y amplia distribución geográfica. Los registros fósiles de esta especie señalan que eran cosmopolitas, y comúnmente aparecían en latitudes subtropicales a templadas. Antes de la formación del Istmo de Panamá, los mares eran relativamente cálidos. Esto hizo posible para esta especie vivir en todos los océanos del mundo.

Este animal tenía la suficiente flexibilidad de comportamiento para habitar un amplio rango de ecosistemas marinos (aguas costeras poco profundas, afloramientos costeros, lagunas costeras pantanosas, litorales arenosos, y ambientes de aguas profundas de alta mar), exhibiendo un modo de vida transitorio. Los adultos no eran abundantes en ambientes de aguas costeras poco profundas, y mayormente acechaban mar adentro.

¿En donde vivió el Megalodón?

Según estudios e investigaciones el Megalodón vivió entre el Oligoceno y el Plioceno que es actualmente América, Australia, Asia e Islas Canarias. Fue muy temido en su tiempo por ser el gran depredador.

La evidencia fósil sugiere que las áreas de cría preferidas por el megalodón eran ambientes de aguas costeras cálidas, donde los peligros potenciales eran menores y las fuentes de alimento abundantes. Se han identificado algunos sitios de cría por fósiles encontrados en la Formación Gatún de Panamá, la Formación Calvert en Maryland, el Banco de Concepción en las Islas Canarias y la Formación Bone Valley de Florida.

¿Por qué se extinguió el Megalodón?

En el mejor momento del Megalodón, había muchas ballenas pertenecientes a muchas especies. En un principio, el alimento era abundante y la competencia no era tanta. Sin embargo, hace 2 a 3 millones de años, hubo cambios en el sistema de corrientes a nivel mundial, lo que provocó una disminución de las surgencias. Las surgencias traen aguas ricas en nutrientes a la superficie, alimentando de esta forma a toda la cadena trófica. Debido a la disminución de surgencias, disminuyó la cantidad de alimento disponible y la competencia se hizo más intensa. Disminuyó la diversidad de ballenas y el Megalodón, que por su tamaño tenía una gran demanda de alimento, no logró sobrevivir.

El enfriamiento de la atmósfera también perjudicó al Megalodón. Surgieron glaciares que disminuyeron el nivel del mar, aumentaron la salinidad y disminuyeron la temperatura.

Te puede interesar: