Tomar la siesta y el descanso tras la comida proporciona grandes beneficios a la salud. (Foto: iStock)
Tomar la siesta y el descanso tras la comida proporciona grandes beneficios a la salud. (Foto: iStock)

El ser humano suele una sola vez al día. Y es que actualmente, el ritmo de vida es cada vez más rápido. Según algunas investigaciones, en los últimos cien años, hemos perdido, al menos, dos horas diarias de sueño. Por eso, la costumbre de la podría ayudarnos a recuperar el sueño perdido y asegurarnos un ritmo de vida más sano por sus beneficios físicos y mentales.

Más información Fitness: 5 ejercicios para fortalecer los gemelos

Beneficios de dormir la siesta

Brinda mayor capacidad de atención

Es más pesado y difícil evitar quedarse dormido que prestar atención durante una reunión de trabajo.

Mejora tu actitud

Después de una siesta, serás menos impulsivo y más capaz de hacer frente a la frustración. En otras palabras, tendrás mejor estado de ánimo y acabarás con la irritabilidad.

Mejora tu memoria

Tener la mente en blanco durante un tiempo, realmente ayuda a la memoria. Una siesta puede hacer que lo aprendido al principio del día sea más fácil de recordar.

Impulsa la creatividad

Necesitas dormir para aprender nuevas habilidades y ser creativo, pues es el momento en el que tu cerebro puede procesar finalmente la información que ha recibido. Una buena siesta larga puede equivaler a un sueño nocturno.

Ahorras dinero

Probablemente ya sabes que las bebidas energéticas y el exceso de café no son buenos para ti y que no son tan buenos para tu cerebro como una siesta. Si sacas tu cuenta, te darás con la sorpresa que una siesta puede reemplazar todos los gastos que haces en la cafetería.

¿Cómo dormir una siesta saludable?

Si vas a intentar dormir la siesta, hazlo bien. No es tan sencillo como dar una cabezada después de cada bostezo. Planifica tu descanso.

¿CUÁNDO? A media tarde es la mejor hora (alrededor de las 3 p.m.). No duermas la siesta demasiado tarde o estarás despierto toda la noche y alterarás tu rutina de sueño.

¿DÓNDE? Encuentre un lugar fresco y tranquilo para dormir. El teletrabajo ayuda mucho en ese sentido: puedes recostarte en tu cama y luego volver recargado a tu labores.

¿CUÁNTO TIEMPO? No es bueno despertarse en mitad de un sueño profundo, ya que puedes incluso estar más aturdido que antes. Para una siesta corta, no sobrepases el límite de 20 minutos.

TE VA A INTERESAR