Entérate más sobre la inteligencia lingüística. (Foto: Freepik)
Entérate más sobre la inteligencia lingüística. (Foto: Freepik)

La inteligencia lingüística o inteligencia lingüístico-verbal es una forma de vinculada con el lenguaje verbal y las capacidades de expresión lingüística, según lo establece el psicólogo estadounidense Howard Gardner (1943) en su Teoría de la inteligencia múltiple de 1983.

MÁS INFORMACIÓN: Los 8 tipos de inteligencia, según un psicólogo de la Universidad de Harvard

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA?

La inteligencia lingüística se puede definir como la capacidad de usar las palabras de manera efectiva al escribirlas o al hablarlas, pudiendo así citar tres tipos de inteligencia lingüística: la oral o verbal y la escrita. Por ello, describe la capacidad sensitiva en el lenguaje hablado y en el escrito, la habilidad para aprender idiomas, comunicar ideas y lograr metas usando la capacidad lingüística.

¿QUÉ ABARCA LA INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA?

Este tipo de inteligencia abarca el manejo de los idiomas, de la escritura, la expresión oral y los recursos poéticos. Las personas con alta inteligencia lingüística presentan una particular facilidad aprender idiomas, el manejo de las palabras o la organización del lenguaje, talentos comunes en cultores de la palabra oral o escrita, como escritores, traductores o abogados. Este tipo de inteligencia se conecta con la inteligencia musical y con la lógico-formal, dado que tiene que ver con la porción del cerebro capaz de reconocer y producir patrones y ritmos, en este caso expresados mediante lenguaje verbal.

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA?

La inteligencia lingüístico-verbal es una aptitud fundamental de los seres humanos, que inicia su desarrollo desde los primeros años de vida. Interrelaciona nuestro aparato fonador, nuestro lóbulo temporal del cerebro y la sociedad en la que nos desenvolvemos, pues el lenguaje es también un fenómeno social. No obstante, no nos limita únicamente a la capacidad de comunicar, sino también a la de vincular conceptos mediante símbolos o signos.

Esta inteligencia es normal en escritores, poetas, abogados, docentes, líderes carismáticos y otras profesiones que utilizan habilidades como la de comunicarse. Quienes poseen mayor inteligencia lingüística, suelen poseer mayores capacidades de transmisión y adquisición de saberes.

EJEMPLOS DE INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA

La inteligencia lingüística suele estar particularmente desarrollada en individuos con grandes dotes de oratoria, persuasión o capacidad de habla, como abogados, políticos o psicólogos, docentes, así como en los individuos políglotas, o en traductores, escritores, poetas y compositores de canciones. Es común en ellos el hábito de la lectura e incluso la escritura.

ALGUNOS EJEMPLOS DE INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA O VERBAL:

  • Contar una historia trasladando al oyente los sentimientos o recreando la misma de la forma más fiel.
  • Aprender varios idiomas, tanto escritos, como hablados.
  • Saber explicar un proceso en términos sencillos.

¿CÓMO DESARROLLAR LA INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA?

  • Aquí algunas actividades para desarrollar la inteligencia lingüística:
  • Aprender nuevos idiomas, o mejorar la comprensión del propio.
  • Adoptar el hábito de la lectura frecuente, especialmente de géneros retadores, como la poesía.
  • Inscribirse en talleres de lectura, cursos de expresión literaria o similares.
  • Practicar los juegos de palabras, ejercicios de traducción, crucigramas y otros juegos que potencian el pensamiento lingüístico.
Crucigramas y otros juegos que potencian el pensamiento lingüístico. (Foto: GEC)
Crucigramas y otros juegos que potencian el pensamiento lingüístico. (Foto: GEC)