Es un vegetal que pertenece al grupo de las coles. Se consume desde la época romana, en el Mediterráneo, donde se le consideraba un . En la actualidad se incluye en numerosas recetas por su sabor ligeramente picante, que les da un toque diferente y especial a las comidas. Uno de ellos es su contenido en que ayuda a fortalecer el A esta vitamina se le asocian numerosos beneficios para los huesos por su capacidad de construirlos, al igual que los tejidos mediante las proteínas.

¿Qué es la rúcula?

La Rúcula (Eruca sativa) es una planta comestible originaria de la región mediterránea. Algunos botánicos consideran que la E. sativa es una subespecie de la Eruca vesicaria, con ligeras diferencias en la forma de sus hojas y en su sabor. Otros nombres de se utilizan para la rúcula son rúcola, oruga, roqueta, ruca o jaramago. Al parecer, hay otras variantes además de las mencionadas, se distinguen por la forma de sus hojas, unas se parecen al diente de león y otras a los berros.

La rúcula es una planta anual que nuestros mayores recogían silvestre en los bordes de los caminos, pero su recolección ya se daba en la época romana, otorgándole propiedades afrodisíacas. No fue hasta 1990 aproximadamente cuando se empezó a valorar su cultivo.

¿En dónde se encuentra la Rúcula?

Esta especie es originaria del sur de Europa y del oeste de Asia. Es importante como cultivo en Europa Meridional, Egipto y Sudán. En India es cultivada por el aceite de sus semillas. Su difusión a nivel mundial es escasa.

Beneficios de la rúcula

Tiene un alto contenido de nitrato, el cual se asocia a una mejor oxigenación muscular durante la actividad física. Por ello, se cree que un mayor consumo ayudaría a realizar ejercicios de resistencia a largo plazo. También se asocia el nitrato con un mejor funcionamiento cardiovascular y respiratorio.

El rico contenido de vitaminas que posee la rúcula, especialmente la A y C, mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, ayudando así, a fortalecer las defensas. Según estudios sobre el tema, estas vitaminas aumentarían la producción de glóbulos blancos y eliminarían a los radicales libres, agentes dañinos que afectan las estructuras celulares.

Es una importante fuente de carotenoides, pigmentos naturales que son reconocidos desde hace mucho tiempo por sus beneficios en la salud de los ojos. Especialistas piensan que su consumo puede ralentizar la degeneración macular, una de las principales enfermedades responsables de la .

Es una buena fuente de vitamina K, compuesto al que se le asocian diferentes beneficios para la salud de los huesos. Además, posee bajos niveles de oxalato, lo que previene la degeneración ósea y nerviosa, y

La rúcula ayuda a prevenir la osteoporosis

A pesar de ser una de las crucíferas menos reconocidas proporciona muchos de los beneficios que las verduras más conocidas y nutritivas como el brócoli o las coles de Bruselas. Diversas investigaciones ya han puesto de manifiesto que la baja ingesta de vitamina K ha sido asociada con un mayor riesgo de fractura ósea y la rúcula también contribuye a aportar nuestra dosis necesaria de calcio diario.

La rúcula ayuda a gestionar la diabetes

Contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico que reduce los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes. Estudios internacionales sobre ácido alfa-lipoico también han demostrado disminuciones en la neuropatía periférica o neuropatía autonómica en las personas diabéticas.

La rúcula ayuda a bajar de peso

La rúcula posee muchos nutrientes con pocas calorías. Su ingesta nos ayuda a una mejor digestión; gracias a su alto contenido en fibra promueve el tránsito intestinal y también nos provoca sensación de saciedad, por lo que es una herramienta perfecta para el control de peso gracias a unos componentes muy saludables.

La rúcula protege la salud ocular

La luteína y la zeaxantina son algunos y se les vincula con la prevención de daños en las máculas de los ojos. Estas son de las principales enfermedades responsables de la pérdida de la visión.

La rúcula es beneficiosa para la actividad física

Ellos favorecen la oxigenación muscular durante el ejercicio. Además, mejoran el funcionamiento del sistema respiratorio y el cardiovascular. Un alto consumo de rúcula ayuda a los ejercicios de resistencia a largo plazo.

La rúcula previene enfermedades graves

Sus compuestos bioactivos son numerosos y tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que combaten la obesidad y demás padecimientos relacionados con esta condición.

La rúcula puede ayudar a prevenir en cáncer

Las verduras crucíferas son las que poseen un sabor amargo, debido a que sus compuestos tienen azufre, que pueden combatir cualquier tipo de cáncer. El sulforafano puede inhibir la enzima que está involucrada en el avance de las células cancerígenas.