Google celebra el nacimiento de Pedro Linares López con un doodle en su honor este martes 29 de junio (Foto: Captura/Google)
Google celebra el nacimiento de Pedro Linares López con un doodle en su honor este martes 29 de junio (Foto: Captura/Google)

Los sueños se cumplen, se pueden plasmar y compartir con el mundo. Este 29 de junio de 2021 decidió dedicarle su doodle al artista mexicano Pedro Linares López, quien habría cumplido 115 años, y por ello colocó en su logo un alebrije, pero ¿Qué son esas extrañas figuras de colores?

MÁS INFORMACIÓN: Google publica un nuevo doodle para recibir el invierno

Linares es el padre de los alebrijes, unas divertidas figuras de animales fantásticos, hechas a base de cartón, que tradicionalmente se elaboran en el sureño estado mexicano de Oaxaca, pero se conocen en el mundo entero como productos únicos de la tradición del arte popular mexicano.

¿QUÉ SON LOS ALEBRIJES?

Son criaturas de apariencia extraña. Son mezclas de animales que se presentaron en el sueño de Pedro Linares, cuando este estuvo muy enfermo a los 30 años, y que luego les dio vida con el arte que había aprendido desde niño: las convirtió en figuras de papel maché.

La realidad social y económica de Linares por aquel tiempo, no le permitió acceder a una atención médica adecuada, por lo que no trató su enfermedad a tiempo, aspecto que influyó mucho en aquel extraño sueño que tuvo mientras peleaba por su vida contra la enfermedad. Solo era cuidado por sus hermanas con remedios caseros y rezos por su mejoría.

Google dedicó un doodle a Pedro Linares López, creador de los alebrijes. (Foto: La Nación)
Google dedicó un doodle a Pedro Linares López, creador de los alebrijes. (Foto: La Nación)

El delirio le permitió a Linares un sueño fue bastante extraño, que luego le dio la fama. Según su propio relato una vez que recuperó la consciencia, se encontraba entonces en una especie de bosque, aspecto que deduce debido a la amplia presencia de árboles, de rocas y de sonidos de animales que lo rodeaban. Dentro del sueño todo se encontraba en paz dentro del bosque, se sentía pleno, feliz, no sentía dolor alguno y realmente estaba plácido al estar caminando entre los árboles y el cielo azul.

En un súbito momento, sin embargo, todo cuanto le rodeaba comenzó a convertirse en extrañas criaturas, criaturas que jamás había conocido, animales que no podía clasificar o reconocer, animales de una extraña naturaleza y procedencia.

Entre esos extraños animales que vio, los que más recordó después fue un burro con alas, un gallo con cuernos de toro y gran cantidad de animales mezcla de insectos, reptiles, pájaros y mamíferos con todo tipo de colores. Sin embargo, además de la apariencia de las criaturas, también le atrajo el hecho de que gritaban sin cesar la palabra Alebrijes, fuerte y claro, una y otra vez solo se escuchaba el sonido de las criaturas que cantaban al unísono ¡Alebrijes, alebrijes, alebrijes! Una vez recuperado, Linares comenzó a elaborarlos y pronto se popularizaron.

LA FAMA MUNDIAL DE LOS ALEBRIJES

Los alebrijes no tuvieron mucho éxito al principio, pero Linares se decidió a refinar la técnica y poco a poco su reputación fue creciendo. Tanto que atrajo la admiración de los icónicos artistas mexicanos Frida Kahlo y Diego Rivera.

Un documental de 1975 sobre Linares de la cineasta Judith Bronowski, sin embargo, fue lo que lo elevó a la fama. En 1990, Pedro Linares fue galardonado con el primer Premio Nacional de Artes y Ciencias de México en la categoría de Artes y Tradiciones Populares.

Los alebrijes pasaron a ser conocidos en todo el mundo y una muestra representativa más del arte mexicano, que continuó gracias a sus hijos cuando Linares falleció a los 85 años, en 1992.