Este minino doméstico es muy cariñoso con sus amos y adora el juego, muchas personas lo quieren en caso por su estilo aristocrático y elegante que parece un adorno imponente. hay que reconocer que no es de esas mascotas que se rinden a los pies de desconocidos. Tiene un carácter tímido y desconfiado con personas de fuera de su círculo, pero es cuestión de tiempo que coja confianza y se convierta en tu mejor amigo llegándose a anticipar a muchos de tus estados de ánimo.

También es conocido como ‘gato arcángel azul’, es una raza natural que apareció en los alrededores del puerto de Arkhangelsk, en el norte de Rusia.

El gato azul ruso es una de esas razas que te conquista con solo mirarte. Sus ojos de un intenso color verdes, su pelaje gris azulado con reflejos plateados y su tacto aterciopelado hacen que este felino sea uno de los más bellos del mundo.

¿Qué es un gato azul ruso?

El azul ruso es un gato mediano, con un cuerpo grácil, patas largas y un peso de entre 3 y 5 kg, por lo que es muy distinto a los fornidos gatos británicos de pelo corto. En cambio, el cartujo se le parece bastante, menos en los ojos, que son de color amarillo mientras que los de los azules rusos son de un brillante color esmeralda. Su cabeza es cuneiforme y sus ojos y orejas están muy separados. Un rasgo distintivo son sus mejillas pronunciadas, que le otorgan una expresión facial característica.

Su nombre hace honor a su pelaje azul grisáceo con reflejos plateados. Las coloraciones point, las manchas descoloridas o blancas y las marcas tabby o atigradas son rechazadas por el estándar de la raza. Lo ideal sería que la punta de la nariz y las almohadillas fueran azules.

Origen del gato azul ruso

Este gato proviene, como su nombre indica, de Rusia. Se sospecha que se originó como raza natural en la región del norte de Rusia Arcángel y se introdujo en Inglaterra a partir de 1860 por marineros británicos. En 1865 el azul ruso apareció por primera vez en los libros, y se presentó como el «gato arcángel» en el Crystal Palace de Inglaterra. En el siglo XIX era una raza muy popular tanto en este país británico como en la Rusia de los zares.

Desde 1937 se ha reconocido como raza individual. La llegada de la Segunda Guerra Mundial redujo considerablemente el número de gatos azul ruso, pero la raza logró sobrevivir gracias a los cruces con siameses, británicos de pelo corto y gatos europeos de pelo corto. Como resultado, el pelaje del azul ruso se volvió más corto y denso, y sus ojos adquirieron un intenso color esmeralda.

En los años 60 se fundó el Programa del azul blanco y negro en Inglaterra, cuando Francis McLeod comenzó a criar gatos azul blanco y azul negro. La australiana Mavis Jones emparejó en los años 70 un gato doméstico blanco con un azul ruso. Su objetivo era conseguir una nueva variante de color de esta raza, el azul blanco.

A finales de 1970 la Royal Agricultural Society (RAS) Cat Club of New South Wales reconoció a estos híbridos del azul ruso como variantes de la raza. Después también fueron reconocidos por asociaciones de criadores de Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Entretanto, la American Cat Fanciers Association concedió al azul negro y al azul blanco el estatus de campeonato, y permitió presentarlos como azules de pelo corto.

Otra de las teorías sobre el origen del gato azul ruso lo sitúa en la cuenca mediterránea junto con el chartreux o cartujo francés, lo que le habría valido el nombre de gato de Malta o azul de España.

Características de los gatos azules rusos

Con su cabeza de forma triangular el azul ruso es un gato largo y esbelto. Tiene una estructura fina con grandes orejas, una frente amplia y nariz recta haciendo de él un animal muy regio. Es de lujoso pelaje plateado su otro rasgo distintivo son sus brillantes ojos verdes.

A pesar de ser esbelto, es muy fuerte y fibroso, aunque su espeso pelo a menudo cubre sus hombros y cuello dando la impresión de ser más robusto. Sus largas patas le permiten correr a gran velocidad.

Curiosidades de los gatos azules rusos

Son muy cuidadosos y observadores de todo lo que les rodea. Reflexionan primero para después decidir lo que van a hacer, son limpios y ordenados, son muy inteligentes y aprenden rápido a relacionar su nombre y utilizan muy bien sus juguetes, sus patas traseras son ligeramente más altas que las delanteras, apenas maúlla y cuando lo hace, emite un sonido bajo.

Gato arcángel

Al gato azul ruso se le conoce también con el nombre de gato arcángel. La razón es que, según la tradición rusa, esta raza de felinos apareció por primera vez en los alrededores de Arkhangelsk, un puerto del norte de Rusia. Algunas teorías defienden que en 1860 un barco mercante inglés o ruso transportó varios ejemplares de estos mininos a Gran Bretaña, donde fueron expuestos a partir de 1871 con las denominaciones de Russian shorthair, arcángel azul o blue foreign.

Es muy inteligente

El gato azul ruso es muy inteligente, capaz de aprender trucos y de asociar rápidamente su nombre con las distintas órdenes u objetos que se le muestren como el rascador o la bandeja. También es posible que aprenda a abrir puertas y ventanas por lo que no deberías bajar la guardia con él.

De carácter reservado

El gato azul ruso suele ser tímido con las personas que no conoce así que si alguien desconocido para él viene a casa, será el primero en desaparecer de la habitación.

Muy sano

El gato azul ruso es un felino muy resistente. No se conocen afecciones propias de la raza.

No le gustan los cambios

Por lo general, a los felinos no les gustan nada los cambios. Pues bien, el gato azul ruso es aún más delicado en este aspecto. Si eres una persona que necesita mudarse cada dos por tres, mejor elige otro compañero felino.

Es muy limpio

Si los mininos son limpios por naturaleza, el gato azul ruso se lleva la palma y es que como su bandeja no esté impoluta, no hará sus necesidades en ella y buscará por su cuenta otro rincón que le guste más. Lo mismo ocurre con el comedero, como no esté limpio, ni tocará la comida.

Un temible cazador

Al gato azul ruso le encanta cazar por lo que si tiene acceso a un jardín, te traerá más de una presa a modo de ofrenda.

Adorado en Japón

Bien es sabido que en Japón los mininos son objeto de adoración pero los nipones sienten especial debilidad por el gato azul ruso. En Estados Unidos también gusta mucho.

Maúlla muy poco

El gato azul ruso apenas maúlla y cuando se comunica con sus dueños lo hace emitiendo sonidos muy bajos y delicados.

Te puede interesar: