Fue el preferido de la aristocracia. De carácter tranquilo, muy mimado y dormilón.
Fue el preferido de la aristocracia. De carácter tranquilo, muy mimado y dormilón.

Este felino es muy famoso alrededor del mundo y pese a que esta raza llegó a Estados Unidos desde Europa, su país de origen era la Antigua Persia, lo que hoy conocemos como Irán. Su carácter tranquilo y mimoso lo hacen el un animal perfecto de compañía. Tiene el pelaje más largo dentro de las razas existentes de gatos, por eso debe ser peinado todos los días y con tratamientos especiales para que no se le enrede.

A pesar de ser las mascotas ideales para el hogar, hay que tener en cuenta que son propensos a padecer obesidad y esto se debe a que son muy mimados, amantes del buen sueño.

¿Qué es un gato persa?

Es conocido en persa como Gorbe-ye irāni (gato iraní), pertenezca a las razas de gatos más antiguas, así como el hecho de que el gato persa que conocemos actualmente no proceda de Oriente.

El gato persa se puede encontrar prácticamente en todos los colores conocidos. Los unicolores pueden ser: negros, blancos, rojos, azules, chocolate, lila o crema. Los bicolores y los tricolores (caparazón de tortuga) se encuentran entre los favoritos, al igual que los gatos persas del exótico color smoke: una gran parte del pelaje de estos ejemplares es de color, mientras que las puntas son blancas plateadas.

En caso de que solo presenten color en las puntas del pelo y la mayor parte de su pelaje sea de color gris plateado, estamos ante la variedad shaded.

Tipos de gatos persas

El Gato Persa Chinchilla

El Chinchilla es más activo, cazador y juguetón de esta raza, de hecho les encanta el aire libre y cuando el clima está fresco piden salir a aventurarse por los alrededores de la casa. Son cariñosos pero sólo cuando ellos quieren y no son muy amante de los abrazos y achuchones. Su expresión tierna nos dejará sin aliento.

El Gato Persa Himalayo o  Color Point

El gato Himalayo es característico por tener abundante pelo largo de color crema (como el persa) a excepción de sus extremidades, orejas y hocico que son de color marrón (como el siamés). Tiene ojos redondeados color azul claro y la cara un tanto achatada.

Es un gato muy activo, inteligente y curioso, ideal para convivir con otros animales o niños pequeños, por su carácter tranquilo y sociable, es muy fiel a su dueño y disfruta de su compañía y mimos.

Solid

Empezaremos la lista de tipos de gatos persa con los felinos agrupados dentro de la categoría de colores sólidos. Estos felinos deben tener el manto uniforme, desde la raíz, y deben estar libres de marcas o sombras. Pueden ser de color blanco, negro, azul, chocolate, lila, rojo o crema.

Silver & Golden

En esta categoría de tipos de gatos persa encontramos los de color chinchilla, dorado y plateado. Son probablemente los que muestran los colores más poco definidos de todos los gatos persa que existen. El color es totalmente blanco, con una ligera tonalidad oscura y variable en rostro, extremidades, cola y cuerpo.

Tabby

Siguiendo con nuestra lista de tipos de gatos persa encontramos a los tabbies, conocidos por ser los más extrovertidos de todos los gatos persa. Encontramos tres patrones: el clásico, el caballa y el atigrado. Los colores que se reconocen son el plata, azul plata, rojo, chocolate, azul, crema, camafeo y crema camafeo.

Bicolor

En la categoría de gatos persa bicolor encontramos gatos calicó, bicolores, “smoke” y blanco o “tabby” y blanco. Muestran un patrón característico en la cabeza y las extremidades, además de un máximo de dos manchas de color en el cuerpo. Pueden combinar colores negro, azul, rojo, crema, chocolate y lila, todos ellos con blanco.

El Gato Persa Americano

A diferencia de lo que muchos creen, este gato no entra dentro de las clasificaciones de los persas, la confusión se debe a una raza muy similar que nace en los años 60, llamada Gato Exótico, que tienes sus orígenes en el gato persa, pero con la diferencia de tener el pelo más corto y la cara más achatada.

Características de los gatos persas

Lo gatos persas se caracterizan por tener una cabeza redonda y cráneo ancho; ojos grandes, redondos y separados; orejas pequeñas y redondeadas; nariz chata; patas gruesas y pequeñas; cola redonda en la punta y con bastante pelo; cuerpo macizo y robusto; y un pelaje abundante, suave y largo.

Curiosidades de los gatos persas

Carácter dulce

Los gatos persas tienen un carácter muy dulce, de hecho es uno de los gatos más cariñosos que existen. Son tranquilos, perezosos (adoran dormir en el sofá), pueden convivir perfectamente con otras mascotas y también son presumidos y les gusta exhibir su belleza.

Gran tamaño

Los gatos persas pueden alcanzar los 7 kg de peso. De patas cortas y anchas y cuerpo redondeado y musculoso, miden de 40 a 50 centímetros de largo y unos 30 cm de altura.

No tienen instinto de caza

Al haberse criado en interiores, este gato, a diferencia de mucho de sus congéneres, no ha desarrollado instinto de caza ni ganas de salir a la calle a investigar.

El gato de los ricos

A lo largo de la historia, los gatos persas han sido asociados con el lujo y la realeza.

Muy valioso

Los gatos fueron objeto de trueque. Más concretamente se entregaban a cambio de bienes ya que se consideraban muy valiosos por su belleza y buen temperamento.

Te pueden interesar: